oscar ropdríguez | milenio digital
15 de abril de 2015 / 11:23 a.m.

Oaxaca.- Cientos de migrantes que se refugiaban en el albergue "Hermanos en el Camino", en el municipio de Ixtepec, Oaxaca, reiniciaron su trayecto rumbo a la frontera norte de México, en el denominado viacrucis del migrante, anunciando que pasaran primero por el Distrito Federal.

Los indocumentados, encabezados por el sacerdote Alejandro Solalinde y por el cura de la Casa Hogar del Migrante de Chiapas, Heyman Vázquez, avanzan en medio de un cordón humano montado por activistas y defensores de derechos humanos.

Fuerzas federales instalaron un cerco policiaco en la zona.

Solalinde dijo que no lo intimida la Policía Federal, ya que la suya es una protesta social para exigir el paso libre de los migrantes por territorio nacional y exigir un alto a las violaciones de derechos humanos cometidas en México.

"Si van a detener a los migrantes que nos manifestamos en esta protesta pacífica, que me lleven también a la cárcel a mí", dijo Solalinde. También cuestionó los alcances del programa Frontera Sur y adelantó que realizarán una protesta en la Secretaría de Gobernación.

El comisionado del Instituto Nacional de Migración, Ardelio Vargas Fosado, dijo que el operativo puesto en marcha en la zona Istmo de Tehuantepec no es un capricho, sino una acción apegada a la ley para impedir el tránsito, por territorio mexicano, de los extranjeros que no cuenten con documentos.

VIACRUCIS MIGRANTES
Los indocumentados se dirigen al D.F. y luego irán al norte del país. | OSCAR RODRÍGUEZ

Dijo que la fuerza federal hará cumplir la ley en las carreteras, lejos del albergue, sin ir a buscar a los migrantes hasta el refugio o deteniéndolos mientras realizan sus actividades, como la caravana.

El Instituto Nacional de Migración y la Policía Federal instalaron nuevos puestos de revisión en la Autopista Ixtepec-La Ventosa y en las carreteras federales en Juchitán y Matías Romero, Oaxaca.