MULTIMEDIOS DIGITAL
30 de mayo de 2016 / 02:03 p.m.

Monterrey.- Una pieza clave, o la "prueba reina", así calificaron abogados expertos el video de la entrevista que Sean Penn y Kate del Castillo le hicieron a Joaquín "El Chapo" Guzmán, el cual salió a luz el pasado mes de enero, desatando consigo la polémica para los actores quienes por un largo rato evitaron hacer declaraciones al respecto.

Incluso, “un estudiante de segundo año de derecho lo puede meter a la cárcel”, dice en tono de broma Thomas Shakeshaft, ex fiscal del caso Chicago contra El Chapo.

A Guzmán Loera lo esperan juicios en seis estados de Estados Unidos. La fiscalía federal en Nueva York, California, New Hampshire, Illinois, Texas y Florida ha armado casos contra el líder del cártel de Sinaloa más o menos por los mismos cargos: tráfico de drogas y conspiración, solo en Texas enfrenta un cargo por homicidio.

Por otro lado, el abogado penalista de la firma Hogan Lovells, Robert Bennett, indicó que sería poco probable que a Sean Penn se le señalara como cómplice, más bien sería llamado a declarar como un testigo, ya que "no existe una ley que diga que un individuo no puede hablar con alguien que sea fugitivo. Podrías meterte en problemas si le brindaste asistencia a esa persona, dinero, comida, transporte", explicó.

“Básicamente un periodista o alguien jugando el papel de periodista como el señor Penn está protegido por la Primera Enmienda de la Constitución (de Estados Unidos)¨, dijo Floyd Abrams, abogado especialista en la Primera Enmienda.

En realidad, explica David Schulz, abogado experto en medios y maestro de la Universidad de Yale, si el fiscal manda llamar a Penn y él se acoge al privilegio de periodista, dependerá del lugar donde sea el juicio y del juez si lo obligan a comparecer.

Actualmente, Joaquín "El Chapo" Guzmán enfrenta un proceso de extradición a Estados Unidos, luego de ser capturado en enero en Los Monchis, Sinaloa.