5 de agosto de 2014 / 01:22 p.m.

Chiapas.- Mientras "La Bestia" descansa, niños y niñas, adolescentes, jóvenes y adultos cuentan todo: minutos, dinero y comida. Saben que están cada vez más cerca de despertar al sueño o a la pesadilla fuera de su tierra natal.

En Arriaga, Chiapas, "La Bestia" inicia su recorrido por territorio mexicano cargando miles de sueños de centroamericanos. Es una ruta pesada de alto riesgo, donde hasta la vida.

Del Suchiate, los migrantes buscan cómo llegar a su siguiente viaje con rumbo al sueño americano. En camiones con polleros, de raid con particulares, en autobuses y hasta caminando se las ingenian para arribar a la estación del tren.

Cuatro horas y media en autobús separan a la bestia de la frontera sur de Chiapas. En el camino, cinco retenes del Ejército, policía federal, estatal y migración se convierten en un obstáculo para los ilegales.

En la casa del migrante ya no hay cupo. Los hoteles rentan hasta el piso para dormir. Ellos - los migrantes- caminan de sombra en sombra y se esconden de la policía local.

El tren anunció su llegada. Sonríen y están alertas. Desconocen cuándo y a qué hora partirá.

Las historias y el recorrido en el siguiente video:

FOTO: Especial

JOSÉ PLATA | @pepeplata | Enviado Especial