14 de octubre de 2014 / 02:31 p.m.

Ciudad de México.- El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, aseguró que los hechos de violencia de ayer en Palacio de Gobierno fueron un acto de vandalismo y con trasfondo político.

"Sin duda se trató de un acto de vil vandalismo, no se puede entender de otra manera", aseguró en entrevista.

"Veo aquí, en lo que sucedió el día de ayer, que evidentemente hay un trasfondo político, lo saben la mayoría de los guerrerenses. Lo que se pretende es confrontar, generar más situaciones problemáticas, desestabilizadoras", aseguró el gobernador.

Pese a estos intentos por desestabilizar a su gobierno, dijo que él se mantendrá firme en tres cosas: mantener como prioridad la búsqueda de los normalistas desaparecidos, agilizar hasta donde sea posible la investigación de los hechos violentos en Iguala y cuidar que los hechos recientes no impacten en la actividad económica de Guerrero.

Ayer Chilpancingo vivió ocho horas de asedio y fuego, cuando normalistas rurales y maestros disidentes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) incendiaron el Palacio de Gobierno, quemaron la parte baja del ayuntamiento de Chilpancingo y se enfrentaron con policías antimotines en las instalaciones del Congreso local.

FOTO: MilenioMILENIO DIGITAL