22 de agosto de 2014 / 09:11 p.m.

México.- El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que la violencia en México sigue disminuyendo, pues durante los primeros siete meses de este año, han ocurrido 27.8 por ciento menos homicidios dolosos que en el mismo periodo de 2012, en tanto que el secuestro bajó 6.8 por ciento respecto al mismo lapso de 2013.

Durante su participación en la 36 Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, el mandatario federal apuntó que en 24 entidades del país en las que vive el 82 por ciento de la población nacional se ha reducido el número de homicidios dolosos.

En ese contexto, resaltó que en Nuevo León tuvo una reducción de 68.7 por ciento; Chihuahua, 51.3 por ciento y Coahuila, 50.5 por ciento. Esta tendencia a la baja es consistente con los datos publicados en el Instituto Nacional de Geografía y Estadística que dio a conocer que en 2013 ocurrieron 12.5 por ciento menos homicidios que en 2012.

Con ello, la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes se redujo de 22 mil a 19 mil en el primer año de esta administración.

Peña Nieto confió en que de mantenerse la coordinación se consolidará la tendencia que ya se aprecia, a siete meses de este año y "sin duda los datos que Inegi reporta en 2015 serán todavía más alentadores".

En materia de secuestros y extorsiones, también hay avances en ambos delitos, con la estrategia Nacional Antisecuestro que se puso en operación este año y que arroja en los primeros siete meses una reducción de 6.8 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

En su balance, el mandatario federal también dijo que en materia de extorsión se ha registrado un retroceso de 19.9 por ciento respecto al mismo periodo de 2013.

Comentó que en julio se registró la cifra más baja desde diciembre de 2011 gracias a medidas como el bloqueo de señales de teléfonos celulares en centros de readaptación social y el fortalecimiento de mecanismos de denuncia rápida de este delito a través del 088.

En materia de robo, en junio y julio de este año se registraron también las cifras más bajas de este delito desde diciembre de 2007, cuyos resultados son producto de una coordinación mayor entre autoridades de todos los órdenes de gobierno y de instituciones encargadas de la seguridad pública.

Advirtió que en las entidades donde aún es necesaria la presencia del gobierno de la república para hacer frente a la delincuencia se ha brindado respaldo institucional a las autoridades estatales que lo han solicitado como es el caso de Michoacán, Tamaulipas y Estado de México, donde ya se perciben resultados positivos.

Esos avances son sin duda alentadores pero seguirán redoblando esfuerzos y se fortalecerá aún más la coordinación interinstitucional para trabajar juntos a fin de brindar a la sociedad mexicana los resultados que merece.

Ante gobernadores y funcionarios federales en materia de seguridad, Peña Nieto llamó a seguir trabajando juntos con una visión compartida.

El presidente Peña Nieto aseguró que el Estado mexicano cumple con firmeza su compromiso de respeto a los derechos humanos para preservar el orden, la paz y la seguridad en todo el territorio nacional, aplicando la ley sin distinciones.

En ese contexto, dijo que en materia de prevención social del delito la administración cuenta con un programa transversal, con 131 mil millones de pesos, que alinea 51 programas federales para atender las causas económicas y sociales que propician el fenómeno delictivo.

Afirmó que todo esto es en benéfico de 5.5 millones de mexicanos que viven en zonas vulnerables y con este enfoque las distintas dependencias del gobierno se coordinan para construir, rehabilitar y equipar espacios públicos para apoyar proyectos productivos y la generación de empleos o para evitar la deserción y acoso escolar.

Entre estos esfuerzos está el programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, que opera directamente la Secretaría de Gobernación en 73 zonas de mayor prioridad.

Detalló que en materia de justicia penal eficaz, su gobierno está decidido a construir un Estado de derecho confiable y robusto que permita la aplicación de la ley en todo el territorio nacional sin demoras ni excepciones.

El nuevo modelo de justicia penal ya opera en su totalidad en cuatro entidades, mientras que en otras 14 lo hace de manera parcial, por lo que refrendó el compromiso de su gobierno de seguir apoyando las entidades federativas para lograr su implementación total en 2016 como lo establece la reforma constitucional.

Ante los integrantes del Consejo Nacional de Seguridad Pública, informó que 99.7 por ciento de la plantilla de la Comisión Nacional de Seguridad, la Procuraduría General de la República y el Instituto Nacional de Migración, ya han sido evaluados, prácticamente el ciento por ciento.

Mientras que en las entidades federativas y municipios, el avance es relevante, se ha evaluado el 95 por ciento y el 94 por ciento de sus plantillas, respectivamente.

Además a partir de los acuerdos aprobados en esta sesión, este consejo nacional tendrá una comisión especial de desarrollo policial, con el propósito de impulsar el servicio profesional de carrera en estas instituciones.

Peña Nieto dijo que el objetivo es contar con cuerpos policiales homologados en todas las entidades, que tengan los mismos protocolos y estándares de excelencia.

Dentro de esta estrategia de fortalecimiento de los cuerpos de seguridad destaca el inicio de operaciones de la Gendarmería Nacional. Esta nueva división dentro de la Policía Federal está preparada para proteger y servir a los mexicanos en las regiones donde se requiera o donde exista mayor debilidad institucional.

Celebró que por primera vez las propuestas de los representantes de la sociedad civil en este consejo se hayan traducido en tres acuerdos concretos aprobados, que contribuirán a reducir las extorsiones, acelerar la profesionalización de los policías y a consolidar la calidad de la información en materia de seguridad.

FOTO: Notimex

NOTIMEX