MILENIO DIGITAL
2 de julio de 2017 / 06:24 a.m.

CULIACÁN.- Diecinueve presuntos sicarios murieron al enfrentarse a elementos de seguridad estatales y federales en Mazatlán, que fue parte de una jornada violenta que dejó en Sinaloa 30 homicidios en 22 horas.

En conferencia de prensa, Cristóbal Castañeda Camarillo, subsecretario de Seguridad Pública estatal, confirmó que alrededor de las 20:15 horas del viernes policías de Mazatlán realizaban un recorrido de vigilancia en el entronque de Aguaje Costilla y la Carretera Federal Número 15, a unos ocho kilómetros de la sindicatura de Villa Unión, cuando fueron agredidos a balazos por sujetos armados que iban a bordo de cuatro camionetas.

Aunque eran superados en número, los agentes municipales resistieron la agresión hasta que fueron apoyados por personal del Ejército, la Marina y la Policía Estatal.

El enfrentamiento se prolongó durante varios minutos y dejó un saldo final de 19 presuntos sicarios muertos y cinco policías heridos.
Castañeda Camarillo abundó que en el lugar fueron decomisados cuatro vehículos, 12 rifles AK-47, una escopeta y siete armas cortas, las cuales quedaron a disposición de las autoridades correspondientes.

EL RESTO DE LAS VÍCTIMAS

Autoridades también confirmaron que durante la mañana del sábado, y antes del mediodía ocurrieron 10 homicidios ligados a la violencia de la delincuencia organizada.

En un primer hecho, un hombre y una mujer que circulaban en un vehículo compacto, en compañía de un menor, fueron asesinados a balazos con fusiles AK-47 y AR-15 por una de las calles del fraccionamiento Terranova, en Culiacán.

La joven fue identificada como Lizbeth Karian Cervantes, de 20 años, quien era cantante de la Orquesta Esperanza Azteca de Sinaloa.
Luego, un grupo armado ingresó a una clínica privada en la capital y asesinó a tiros a un hombre que se encontraba en el quirófano del nosocomio.

El sujeto fue identificado como Eusebio Valenzuela, de 37 años, quien había sufrido un accidente en las inmediaciones del campo El Diez, al sur de la ciudad.

En otro hecho, fueron localizados a un costado de la Expo Agro, de la misma ciudad, los cadáveres de dos jóvenes. Campesinos dieron aviso a las autoridades acerca de los cuerpos, los cuales presentaban huellas de tortura e impactos de bala. En el lugar fueron hallados casquillos para pistola .45mm.

Los funcionarios consultados señalaron que en la sindicatura de La Palma, en el municipio de Navolato, fueron hallados dos cuerpos, uno de ellos el de un sujeto que fue abandonado en el panteón de la localidad, quien tenía heridas de bala.

Además, por la llamada Maxipista, en el tramo que une la sindicatura de Costa Rica con Navolato, se reportó el hallazgo de tres cadáveres, cuyas edades eran de entre 20 y 25 años, que presentaban signos de tortura.

Ya cerca de las 19 horas del sábado, autoridades reportaron que en el poblado Molo Viejo, perteneciente a la sindicatura de Tepuche, en Culiacán, fue encontrado un cadáver calcinado.


dezr