NOTIMEX
22 de octubre de 2015 / 11:58 a.m.

Vaticano.- El viaje del Papa a México puede hacer la diferencia para los migrantes, no sólo en ese país sino también en Estados Unidos, aseguró hoy el arzobispo de California, José Horacio Gómez.

En declaraciones a los periodistas, en la sala de prensa del Vaticano, el clérigo consideró que la posible visita de Francisco a la frontera norte mexicana en 2016 será un gesto relevante, sobre todo después de su paso por la Unión Americana.

“Es muy importante que el Papa hable en los dos países y se busque la mejor solución, que se recuerde que Estados Unidos es un país de inmigrantes, los primeros llegaron justamente desde México y dieron pie a la fundación del país”, indicó.

Reconociendo que todavía no está decidida la ciudad fronteriza que Jorge Mario Bergoglio visitará, durante su gira mexicana prevista para los primeros meses de 2016, bromeó: “¡Nos daría muchísimo gusto, lo podríamos recibir en la frontera de México y California!”.

“Desde luego que el Papa ha mostrado muchísimo interés en el tema migratorio y esperamos que en el viaje a México, como lo hizo en Estados Unidos, insista mucho en la importancia de recibir a los inmigrantes, en darles su lugar y buscar una solución (para ellos)”, añadió.

De origen mexicano, Gómez es uno de los obispos participantes en el Sínodo, la asamblea episcopal que sesiona, desde el 4 de octubre pasado para analizar los desafíos de la familia en el contexto actual.

Señaló que durante esa reunión se abordaron dificultades de las familias migrantes, así como la violencia que afecta a América Central y México, problemas a los cuales,dijo, la Iglesia católica debe ayudar a solucionar.