MARCLE PERALES @marce_reportera
8 de marzo de 2016 / 09:53 a.m.

Monterrey.- "Dicen que una vez nada más pero no va a ser así. En el momento es la tentación pero no vale la pena, porque así hay personas que se han desmayado por eso, a veces te desmayas y ya no despiertas. Es algo muy grave".

Este joven ahora es mayor de edad, con la ayuda de su familia dejó de inhalar el cloruro de etilo en spary sin consecuencias mayores.

Pero hay quienes no corren con la misma suerte porque al inhalarlo de manera constante, puede incluso, ocasionarnos la muerte.

Cloruro de etilo
Especialistas señalan que las principales complicaciones se presentan en el sistema nervioso y la mayoría de los órganos.  ESPECIAL

"Si nosotros lo inhalamos en un abuso, lo que tenemos es problemas de depresión del sistema nervioso y eso junto con algunos otros efectos que tiene, puede afectar la capacidad de respiración o bien el funcionamiento del corazón", explicó Patricia González, toxicóloga de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Actualmente en el estado no existen casos documentados de muertes por inhalación de cloruro de etilo, aunque también resulta complejo determinar una defunción como tal por su difícil detección en el organismo.

Además, las complicaciones suelen afectar, al sistema nervioso y a la mayoría de los órganos, incluyendo el corazón, según explica LA doctora Patricia González.

"Se han visto algunos cambios en función de pulmones, se han visto cambios a largo plazo sobre funciones de corazón y se han reportado algunos casos de daño hepático y renal, y en algunos lugares del mundo está considerado como cancerígeno", dijo la doctora.

Además, la especialista señala, que por sus componentes, éste producto llega casi de inmediato al cerebro.

"El spray trae varios componentes, pero realmente es el cloruro de etilo como tal lo que causa el efecto, es un hidrocarburo halogenado químicamente y tiene propiedades que lo hacen muy liposoluble y eso hace que llegue fácilmente al cerebro", destacó la especialista Patricia González.

Cloruro de etilo
Su vía de administración solamente es cutánea. | ESPECIAL

La fisioterapeuta Karla Villarreal Cantú, explicó que dicho producto es utilizado como anestésico para lesiones musculares y su vía de administración solamente es cutánea y en dosis moderadas para evitar quemaduras en la piel.

"Es demasiado fuerte porque cuando lo aplicas se realiza por encima de la piel, se hace una capita blanca como si fuera hielo y si lo dejas más tiempo puede llegar hasta a quemar la piel", dijo.

"Es un anestésico que produce la anestesia porque inhibe los nervios periféricos del sistema nervioso y por ende se produce una anestesia", mencionó la fisioterapeuta.

Aún y cuando solo se aplica en la piel, en los menores se tiene mayor cuidado.

Ambas especialistas coinciden en lo grave que puede ser su inhalación, es por eso el llamado a los padres de familia detectar oportunamente las prácticas de sus hijos antes de que los síntomas y efectos le ganen al tiempo.