JOAQUÍN LÓPEZ/ MILENIO
9 de junio de 2015 / 11:32 a.m.

Altamira.- Desde las 8 de la mañana se presentaron disturbios en la escuela primaria 'Francisca Gómez Segura' debido a que la casilla 2014 de la Pedrera abrió una hora tarde.

El problema generó el descuido de los funcionarios, al grado que permitieran el voto de una persona sin que estuviera registrada en el padrón.

Representantes de la casilla argumentaron que el secretario no llegó a la hora fijada para preparar la votación, lo que generó que se acumularan hasta 20 personas afuera de la escuela enardecidas y lanzando palabras altisonantes a los funcionarios electorales.

El problema hizo que los representantes del INE se presionaran y empezaran con el último bloque de boletas y no desde el primero, así como señalar que una persona votó sin estar registrada, hecho que notaron cuando esta se fue pero ya había dejado su boleta dentro de la urna.