REUTERS
5 de abril de 2017 / 01:45 p.m.

SAN FRANCISCO.- Facebook anunció este miércoles que agregó herramientas para hacer más fácil que los usuarios denuncien la llamada 'porno venganza' e impedir automáticamente que las imágenes íntimas se compartan una vez que han sido prohibidas.

La 'porno venganza' se refiere al intercambio de fotos sexualmente explícitas en internet sin el consentimiento de las personas representadas en esas imágenes, con el fin de extorsionarlas o humillarlas. La práctica afecta principalmente a mujeres, las que han sido blanco de la furia de sus ex parejas.

Facebook ha sido demandada en Estados Unidos y en otros lugares por personas que dijeron que la empresa debería hacer más para prevenir la práctica. En 2015, la red social dejó claro que las imágenes "compartidas en venganza" estaban prohibidas y que los usuarios podían reportar violaciones en los términos del servicio.

A partir del miércoles, los usuarios de la red social más grande del mundo deberían ver una opción que les permita reportar una imagen como inadecuada, específicamente porque se trata de una "foto desnuda de mí", dijo la compañía en un comunicado.

Facebook también dijo que estaba lanzando un proceso automatizado para evitar el intercambio repetido de imágenes prohibidas y que un software de reconocimiento fotográfico mantendrá las imágenes fuera de la red social, así como de sus servicios Instagram y Messenger, dijo la empresa.

Facebook contra revenge porn
Facebook dijo que los usuarios que compartan pornografía por venganza podrían ver sus cuentas deshabilitadas. | FOTO: REUTERS

Los usuarios que compartan pornografía por venganza podrían ver sus cuentas deshabilitadas, dijo la compañía.

Frente a las críticas, la compañía se reunió el año pasado con representantes de más de 150 organizaciones de derechos femeninos y decidió que necesitaba hacer más, dijo en una entrevista telefónica Antigone Davis, jefa mundial de seguridad en Facebook.

Un grupo especialmente entrenado de empleados de la compañía realizará una revisión humana de cada imagen reportada, añadió Davis.