reuters
22 de abril de 2015 / 04:54 p.m.

Nueva York.- Google Inc lanzó el miércoles un nuevo servicio para telefonía celular en Estados Unidos que permitirá a los clientes pagar sólo por los datos que emplean y alternar entre redes Wi-Fi y de celulares para así mantener controladas las cuentas.

El servicio, la primera incursión de Google en la industria inalámbrica, funcionará sólo con los teléfonos de la compañía Nexus 6  y a través de las redes de Sprint Corp y de T-Mobile, dijo Google en un comunicado.

NEXUS 6
El celular Nexus 6. | ESPECIAL

El servicio, llamado Project Fi, cambiará automáticamente entre las dos redes y más de un millón de sitios abiertos de señal Wi-Fi gratuita, dependiendo de cuál sea la señal más fuerte.

El servicio costará 20 dólares por mes, más 10 dólares por cada gigabyte de datos utilizados.

Los clientes recibirán dinero de vuelta por datos que no hayan sido usados.

El vicepresidente senior de productos de Google, Sundar Pichai dijo en una conferencia en Barcelona el mes pasado que la compañía se estaba preparandopara experimentar con una red móvil, pero que no pretendía provocar problemas en la industria inalámbrica.

El servicio estará disponible en un solo dispositivo y tiene cobertura limitada, de modo que no convertirá a Google en uno de los mayores actores del mercado inalámbrico, afirmó el director de investigación de Gartner, Brian Blau.

Sin embargo, si tiene éxito, el servicio de Google podría presionar a los proveedores de telefonía inalámbrica a que reduzcan aún más los precios y se adapten mejor al creciente uso de tabletas y dispositivos vestibles, agregó Blau.

Aunque algunas empresas de telefonía inalámbrica, como T-Mobile y AT&T Inc, permiten la utilización posterior de datos contratados y no usados, la mayoría de los planes inalámbricos requieren que los consumidores paguen por una cantidad determinada de datos cada mes.

Pero Google primero tiene que "probar características que creo que van a diferenciarlos", dijo Blau, como la capacidad de pasar de la conectividad de redes a Wi-Fi.

Si Google es capaz de entregar esas características, "es muy probable que se pueda convertir en un gran actor inalámbrico en el futuro", según Blau.

Los números telefónicos estarán en la nube, de modo que los consumidores puedan hablar y enviar mensajes de texto en cualquier tableta conectada, afirmó Google.

La compañía ya tiene una gran presencia en el mercado móvil a través de su sistema operativo Android, que cuenta con algunas de las aplicaciones más populares, como Gmail y Google Maps.

Las acciones de Google subían un 1,27 por ciento, a 549,81 dólares, durante las operaciones de la tarde.