NOTIMEX
17 de marzo de 2015 / 03:03 p.m.

Tokio.- La compañía Nintendo anunció su alianza con la firma de juegos móviles DeNA para desarrollar en conjunto software de entretenimiento para dispositivos portátiles, como teléfonos inteligentes y tabletas.

La alianza, con la que también pretenden poner en marcha un nuevo servicio de suscripción, marca un punto de inflexión para Nintendo que ha intentado -sin éxito- impulsar sus ganancias ofreciendo contenidos en sus consolas de videojuegos en casa, como Wii U y otras plataformas.

El gigante de juego con sede en Kyoto comprará una participación del 10 por ciento en DeNA por 181 millones de dólares, mientras que la firma de juegos adquirirá 1.24 por ciento en Nintendo por la misma cantidad.

La asociación, dada a conocer este martes en una conferencia de prensa, viene en momentos en que Nintendo ha reportado débiles ventas en el predominio de juegos móviles utilizados principalmente en tabletas y smartphones.

Las compañías crearán software de juegos basado en los personajes de los videojuegos de Nintendo, incluyendo a Super Mario Bros, Zelda, Pikachu y otros, y podrán en marcha un nuevo servicio de suscripción para los usuarios de las consolas, de los smartphones y tabletas.

Acompañado por el presidente de DeNA, Isao Moriyasu, el director de Nintendo, Satoru Iwata, confió en que esta alianza generará un efecto sinérgico a nivel mundial, pues tendrá como objetivo ampliar la población de jugadores.

El presidente de Nintendo, Satoru Iwata, y el presidente de DeNA, Isao Moriyasu
El presidente de Nintendo, Satoru Iwata, y el presidente de DeNA, Isao Moriyasu. | ESPECIAL

Iwata añadió que Nintendo y DeNA han estado desarrollando una nueva consola de juegos, cuyo nombre clave por ahora es NX, ya que la prioridad de la empresa seguían siendo las consolas.

Las dos compañías van a crear ‘un negocio con perspectiva de mediano y largo plazo‘, destacó por su parte el presidente de DeNa, firma conocida por su plataforma de juegos sociales Mobage.

Durante mucho tiempo, analistas financieros han sugerido a Nintendo que centre sus esfuerzos en los dispositivos portátiles frente a la pérdida de clientes que ahora buscan juegos para smartphones y tabletas de sus rivales Sony y Microsoft, pero era renuente a ello.

A finales de enero pasado, Nintendo admitió que no alcanzaría su meta de beneficio operativo anual debido a la falta de ventas de juegos y consolas, tras recortar su previsión de ventas.

Por su parte, DeNA también sufrió un descenso en el rendimiento de negocio durante dos años debido a la popularidad de las aplicaciones de juegos móviles, ya que el grupo desarrolla especialmente aquellos que utilizarse través de Internet.