REUTERS
28 de marzo de 2017 / 11:20 a.m.

SEÚL.- El gigante tecnológico Samsung Electronics anunció que planea empezar a vender una versión remodelada del teléfono inteligente Galaxy Note 7, el modelo retirado del mercado el año pasado debido a unas baterías propensas a incendiarse.

La producción de los Note 7 de Samsung fue cancelada en octubre tras retirarlos totalmente del mercado, apenas dos meses después de su lanzamiento a un precio de unos 900 dólares, después de que algunos se incendiaron.

Una investigación posterior encontró problemas de fabricación en las baterías suministradas por dos compañías diferentes, Samsung SDI Co Ltd y Amperex Technology Ltd.

Analistas de Samsung e investigadores independientes no encontraron otros problemas en los dispositivos además de las baterías, lo que elevó las especulaciones de que Samsung recuperará parte de las pérdidas al vender los Note 7 remodelados.