MULTIMEDIOS DIGITAL
15 de marzo de 2016 / 05:10 p.m.

México.- En México hay alrededor de 7.2 millones de personas con discapacidad, pero no todas ellas tienen acceso a Internet ni a las nuevas tecnologías ante la falta de sitios web compatibles, que les permitan navegar e incluso desarrollarse profesionalmente.

De acuerdo con Nancy Reyes, experta en accesibilidad y socia fundadora de Hearcolor, el crear una página web para personas con discapacidad, no representa un gasto mayor para una empresa o dependencia de gobierno, y en cambio, le trae consigo una serie de ventajas, como un mejor posicionamiento en la red.

En el marco del taller “Accesibilidad Web para Desarrolladores”, una iniciativa de Wayra, la aceleradora de negocios de Telefónica Open Future, en colaboración con HearColors, la especialista señaló que los programas de lectores de pantallas, mouses sensibles, aplicaciones para móviles, entre otros accesorios, pueden permitir a estas personas acceder a las nuevas tecnologías, e incluso desarrollarse en un trabajo.

Datos del INEGI revelan que del total de la población de 15 años y más con discapacidad, 32 por ciento no recibe dinero; y de los que si reciben, las principales fuentes de ingreso son sus trabajos (40.2 por ciento), programas sociales del gobierno (39), jubilación o pensión (21.6) y por ayuda de personas que viven en el país (12.9 por ciento).

En este sentido, Reyes comentó que desarrollar sitios web accesibles permite a las personas entrar al mundo del Internet, además, para las empresas mejora su posicionamiento en Google, mejora su imagen, su competitividad y le abre las puertas a un nuevo mercado para hacer negocios.

La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías indica que en el país 55.7 millones de personas son usuarios de una computadora y 62.4 millones utiliza Internet; de los cuales 88.7 por ciento lo utiliza para obtener información y 84.1 por ciento como herramienta de comunicación.

Nancy Reyes señaló que el costo del desarrollo de una página de Internet accesible no discrepa mucho de una tradicional, ya que se trata solo de modificar los códigos de programación para permitirles a los lectores de pantalla funcionar de manera adecuada, así como cuidar colores para evitar confusiones.

Por ejemplo, precisó, los códigos de los link deben de tener una descripción para que el lector pueda decirle a la persona con problemas visuales de qué tipo de información se trata, ya que ellos hacen un mapa mental sobre el sitio y pueda navegar sin dificultades.

Asimismo, dijo que hay caso donde se pueden hacer videos descriptivos, donde además de las voces de las personas, haya un narrador que detalle las imágenes del archivo para que pueda ser asimilado.

En el taller, que busca fomentar la creación de sitios web accesibles para personas con capacidades diferentes y adultos mayores de 60 años, Nancy Reyes indicó que en México, con la reforma de telecomunicaciones, ya se ha empezado a caminar hacia este tipo de sitios, de hecho esta el compromiso de que las paginas gubernamentales sean accesibles, pero aún se está muy lejos de otros países de primer mundo.

De acuerdo con un estudio del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) las personas con discapacidad se sienten cercanas a los servicios de telecomunicaciones, en especial a la telefonía móvil y tevisión de paga; sin embargo no encuentran en los proveedores de servicios un trato acorde a sus necesidades en la atención a clientes.

Asimismo, expone que entre el 45 y el 80 por ciento de los usuarios con capacidades diferentes no cuenta con asesoría acerca de equipos o paquetes adecuados a sus necesidades al momento de contratar su servicio; y entre 41 y 88 por ciento no cuenta con aplicaciones y funciones especiales que faciliten su uso.