REDACCIÓN
15 de agosto de 2015 / 07:04 p.m.

Alemania.- Un grupo de investigadores del Instituto Max Planck y la Universidad de Sarre en Alemania, han logrado que la piel del ser humano pueda utilizarse como teclado, esto gracias a un sensor al que han nombrado iSkin, el cual usa la piel como superficie para controlar los gadgets móviles.

El dispositivo, que tiene apariencia de una calcomanía, puede ser colocado en diferentes partes del cuerpo, inclusive lugares como la parte trasera de la oreja o el antebrazo, y puede personalizarse al gusto de usuario.

El material con el que fue hecho el artefacto es la silicona y fibra de carbono, y su coste de producción es inferior a un euro, si bien utiliza la misma tecnología que la robótica y las prótesis más avanzadas.

Además de ser estético y cómo, el dispositivo incluye sensores de presión que permiten al usuario controlar sus terminales digitales con tan solo tocar un punto concreto de su cuerpo, y no supone un riesgo a la salud debido a que es fabricado con materiales biocompatibles.

Por otra parte, los sensores, al ser diseñados muy resistentes, permiten al usuario elegir cuándo, cómo y donde utilizarlos, e inclusive puede ser lavado.

El innovador producto aún se encuentra en fase de prueba con el fin de mejorarlo antes de su posible comercialización, por lo que aún no se puede hablar de un precio.