AP
1 de octubre de 2015 / 03:18 p.m.

Monterrey.- Twitter quizá esté cerca de dar por terminados sus tres meses de búsqueda de un nuevo director ejecutivo donde comenzó: contratando a su cofundador Jack Dorsey, quien alguna vez fue expulsado de la compañía.

Dorsey será nombrado director ejecutivo permanente de Twitter posiblemente hoy por la mañana, según el sitio de noticias de tecnología Re/Code. El reporte del miércoles citó fuentes anónimas.

Twitter se negó a comentar al respecto.

Dorsey tomó el cargo de director ejecutivo interino de Twitter en julio, reemplazando al ex comediante y veterano emprendedor Dick Costolo. El cambio en el mando ocurrió entre una disminución de crecimiento de usuarios que exacerbó las preocupaciones de inversionistas respecto a la capacidad de Twitter de volverse más accesible a una audiencia más amplia.

Twitter tiene más de 300 millones de usuarios, mucho menos de las 1,500 millones de personas que se conectan a la red social Facebook. Incluso la aplicación de compartición de fotografías de Facebook, Instagram, supera en tamaño a Twitter.

Preocupaciones relacionadas con el futuro de Twitter se han combinado con la incapacidad de la empresa con sede en San Francisco para lograr ganancias más de nueve años después de su inicio, a pesar de que sus ingresos son cada vez mayores. Poco después de convertirse en director ejecutivo interino, Dorsey admitió el desempeño por debajo del valor verdadero de Twitter durante una revisión de los decepcionantes resultados de la compañía durante el segundo trimestre.

La incertidumbre sobre el futuro de Twitter ha hundido el precio de sus acciones, las cuales se han desplomado casi 50 por ciento desde fines de abril. Las acciones repuntaron después del reporte de Re/Code para ganar 1.35 dólares, o más de 5 por ciento, cotizándose en 26.94 dólares al cierre de negociaciones del miércoles en la Bolsa de Valores de Nueva York, en un aparente voto de confianza en Dorsey.

Si Dorsey, de 38 años, es anunciado como director ejecutivo, será su segundo manejo de la compañía que ayudó a iniciar en 2006. Fue el director ejecutivo original de Twitter hasta que fue hecho a un lado en 2008 en una maniobra orquestada por otro cofundador de la empresa: Evan Williams.