MULTIMEDIOS DIGITAL
26 de octubre de 2015 / 09:36 p.m.

Monterrey.- Una empresa encargada de verificar molécula por molécula de los alimentos en Estados Unidos, reveló un alarmante estudio que podría cambiar el apetito de muchos en el mundo, y se trata del tan famoso “Hot-dog”, conocido también como “Perro caliente”.

La empresa Clear Food, encontró rastros de ADN humano, en un 2% de los 345  hot-dogs que tomaron de 10 establecimientos, además de un 14.4 % de ingredientes no indicados en la etiqueta.

Pero no es todo, incluso hallaron moléculas de carne de animal en productos ‘supuestamente’ vegetarianos, es decir, miles de personas que le sacaban la vuelta al consumo de carne, ingirieron de ésta sin darse cuenta.

Según el análisis, la carne de cerdo estaba presente en un 3% de los perros calientes que supuestamente no llevaban esta carne, sobre todo en las salchichas de pollo y pavo.

Este primer de Clear Food, promueve también una iniciativa para que se estudien mediante moléculas todos los alimentos que ingerimos diariamente.

¿Qué opinas?