11 de febrero de 2014 / 09:52 p.m.

Houston.- Dos adolescentes acusados de secuestrar y matar a una chica de 15 años durante el fin de semana estaban tratando de establecer un pacto con el diablo, informó la fiscalía el martes.

José E. Reyes, de 17 años, fue arrestado el domingo en la zona de la NASA, donde ocurrió el asesinato, informó el lunes la policía, que dijo que otro muchacho, de 16 años, había sido detenido el lunes.

Antes del asesinato, Reyes dijo haber vendido su alma al diablo y luego preguntó al chico de 16 años si estaba dispuesto a hacerlo, según el fiscal adjunto de distrito del Condado de Harris John Jordan.

"Hablaron acerca de que Reyes había vendido su alma al diablo y que si mataban a la chica, eso permitiría al muchacho de 16 años vender la suya también al diablo", comentó.

Jordan confesó que la chica fue agredida sexualmente, golpeada y apuñalada. "Había heridas en su cara, las cuales son consistentes con el destornillador que usaron", indicó Jordan, quien agregó que el cadáver de la víctima tenía un crucifijo al revés tallado sobre la piel de su estómago.

Ambos adolescentes han sido acusados por el asesinato de la chica, identificada como Corriann Cervantes.

Su cadáver fue hallado a eso de las 4:10 horas del sábado en un apartamento vacío ubicado en 16400 El Camino Real, entre El Dorado Boulevard y Bay Area Boulevard.

Una persona vio la puerta del apartamento abierta y encontró a la víctima parcialmente vestida. "Durante el suceso, la chica gritó: ¿por qué me hacen esto? Y trató de huir", dijo Jordan.

"La atraparon, la situación se convirtió en un secuestro y después la mataron".

Reyes se encuentra en la cárcel del Condado de Harris sin derecho a fianza.

El chico de 16 años, que no ha sido identificado debido a su edad, está preso en un centro juvenil del condado.

Durante una breve audiencia en una corte juvenil, la jueza Kelly Graul escuchó las alegaciones de golpizas, apuñalamiento y estrangulamiento antes de determinar que había suficiente evidencia para mantener a los adolescentes en la cárcel.

Agencias