14 de marzo de 2014 / 09:23 p.m.

México.- El avance en los aparatos móviles ofrece un sinfín de funciones, el problema surge cuando el usuario se queda sin batería y delimita sus actividades cotidianas. 

¡Imagina una pila eléctrica que además de ser ecológica permitiera a tu celular funcionar durante 10 días sin necesidad de cargarlo! En un futuro cercano, esto podría ser una realidad.

Se trata de un diseño electrónico desarrollado en  Virginia Tech que permite recargar celulares y tabletas a través de una batería que tiene una densidad de energía sin igual, según han explicado sus creadores.

En un principio todo tipo de telefonía celular, tablets, y algunos aparatos electrónicos, serían los beneficiarios de la nueva tecnología, desarrollada por un equipo que encabeza el ingeniero Percival Zhang, que experimenta desde hace años con esta variable sobre la base del azúcar.

La batería ahora presentada es la que mejor ha respondido a las exigencias tecnológicas, y su inventor espera tenerla pronta para comercializar en un par de año.

Investigadores de la Universidad Tecnológica de Virginia crearon una biobatería más potente y ligera que las baterías de los dispositivos electrónicos portátiles de hoy en día y, lo más sorprendente de todo, es que funciona a base de azúcar.

En el cuerpo humano el azúcar constantemente se transforma en energía a través de un proceso llamado metabolismo de carbohidratos. Al descomponerse en agua y dióxido de carbono se liberan electrones.

La biobatería funciona de manera similar, produciendo energía a partir de los electrones generados por la descomposición del azúcar. Al utilizar materiales biológicos, es renovable y no libera químicos tóxicos al medio ambiente.

La biobatería, gracias a un nuevo sistema de enzimas (proteínas que transforman los carbohidratos), logra un mayor rendimiento por peso que las baterías de iones de litio comunes, utilizadas en la mayoría de los aparatos electrónicos.

Si bien el innovador sistema de enzimas marca un gran avance en el desarrollo de biobaterías, aún se deben realizar ciertas mejoras antes de que la tecnología sea disponible en el mercado.

Los investigadores se encuentran trabajando para mejorar la potencia y duración del dispositivo, no obstante, aseguran que tan sólo son problemas de ingeniería y esperan resolverlos pronto.

AGENCIAS