MULTIMEDIOS DIGITAL
29 de abril de 2016 / 04:30 p.m.

Monterrey.- El padecer obesidad, el alto consumo de carne procesada o embutidos y el consumo de alcohol, aumenta la posibilidad de padecer cáncer de estómago.

Se llego a dicha conclusión tras la revisión de 89 estudios que cubrieron a 17.5 millones de adultos, entre ellos 77 mil con cáncer de estomago, fue dada a conocer por el Instituto Americano para la investigación del Cáncer y el Fondo Mundial para la investigación del Cáncer.

Se estima que en EUA, uno de cada siete casos de cáncer de estómago se podría prevenir si las personas no bebieran más de tres copas de alcohol al día, no comieran cerne procesada y mantuvieran un peso saluble.

Los investigadores señalan que cada 51 gramos de carne procesada consumidas al día, es equivalente a una salchicha o dos rebanadas de mortadela, con esta cantidad aumenta un 18 por ciento el riesgo de sufrir cáncer en la parte inferior del estómago.

La carne procesada según los especialistas contienen conservadores de nitratos y sal, o productos secundarios como los hidrocarburos aromáticos policíclicos.

El cáncer de estómago es el quinto más común en el mundo, la tercera causa más frecuente de muerte por cáncer, según datos del informe. En Octubre del 2015, La organización Mundial de la Salud determinó la relación de la carne procesada con el cáncer.

El alcohol en cambió podría funcionar como un disolvente que ayuda a los carninógenos a entrar en las células de las personas, o el cuerpo podría descomponer el alcohol en sustancias que favorecen el cáncer.

Los especialistas señalan que por cada cinco unidades de más en el indice de masa corporal sube en un 23 por ciento el riesgo de padecer cáncer de estomago.

Sin embargo, para los hombres existe el doble de posibilidades que las mujeres de padecer este tipo de cáncer, y es aun más común en hombres mayores, señalan los investigadores.