REDACCIÓN
5 de junio de 2017 / 12:14 p.m.

ESPECIAL.- Los nombres de Mary Kay Letourneau y Vili Fualaau, habitantes de Seattle, regresaron con letras grandes a los tabloides de la prensa estadunidense, tal y como ocurrió hace 21 años. Esta vez la noticia parece ser el desenlace de una historia que a lo largo de este tiempo mantuvo dividida a la opinión pública entre un caso de pederastia o una historia de amor prohibido.

A ocho columnas en medios de habla inglesa tales como ABC News, y The Huffington Post se anunció en días pasados que el matrimonio Fualaau Letourneau llega a su fin toda vez que Vili solicitó divorciarse de Mary Kay, la madre de sus dos hijas, quien es 22 años mayor que él y que hace más de dos décadas fue su profesora de primaria.

Al año siguiente en que este caso obtuvo los reflectores de la prensa y la atención total de la opinión pública, Mary Kay fue procesada por violación y dos meses más tarde dio a luz a Lokelani, que significa 'rosa de los cielos' en samoano, de donde es originario Vili.

Mary Kay estuvo presa hasta 1998 y bajo medicación tras haberse aceptado culpable. También, como parte del acuerdo con la Jueza que llevaba el caso, ella aceptó renunciar a la custodia de la Lokelani y no volver a ver a Vili.

No fue así. Semanas después de recobrar su libertad, la policía de Seattle sorprendió a una pareja en comprometedora situación a bordo de un automóvil. Eran ellos. Mary Kay volvió a prisión y esta vez, por reincidencia, la condena fue de siete años. También, como en la anterior ocasión, ella estaba embarazada.

En octubre de ese año, dio a luz a la segunda hija de Vili, pero, se trataba de su sexto parto. Mary Kay, antes de su relación con Vili, estaba casada y tenía cuatro hijos.

En 2004 ella recuperó su libertad. Para entonces, Vili ya era mayor de edad. Al año siguiente la pareja contrajo nupcias.

De acuerdo a las publicaciones en medios estadunidenses, Vili acudió a un tribunal del Estado de Washington a solicitar el divorcio, indicando que busca una separación de bienes equilibrada, aunque ha trascendido que la pareja carece de bienes y deudas.


                                     CRONOLOGÍA


1996.
Mary Kay imparte clases en el colegio Shorewood de Seattle. De acuerdo a archivos noticiosos, ella cuenta a Vili, uno de sus alumnos, que descubrió la infidelidad de su esposo. La maestra y el alumno comienzan un amorío. En una ocasión son sorprendidos por un oficial de policía; ella trató de persuadir indicando que Vili tenía 18 años, pero él lo negó. Ambos fueron llevados a la comisaría. Ella recibió una advertencia.

Semanas más tarde la situación se sale de control. Al percatarse de ello, los padres de Vili emprenden acciones legales.

1997. Mary Kay es detenida y sentenciada a tratamiento médico de tipo psiquiátrico además de 7 meses de prisión a cambio de renunciar a la custodia del bebé que tuvo en prisión y cuyo padre era Vili. Otra de las condiciones era no volver a ver al menor de edad.

1998. Ella recobra su libertad, pero es detenida luego de que oficiales locales vuelven a sorprender a la pareja en acto sexual a bordo de un vehículo. Ese mismo año, en prisión, ella da a luz a la segunda hija de Vili. Es sentenciada a siete años de cárcel.

2004. Mary Kay recobra su libertad.

2005. Vili y Mary Kay contraen matrimonio.

2017. Vili acude a un tribunal a solicitar el divorcio.

Alumno le pide el divorcio a maestra con quien tuvo dos hijasAlumno le pide el divorcio a maestra con quien tuvo dos hijas
Mary Kay Letourneau y Vili Fualaau tuvieron dos hijos. | FOTO: ESPECIAL 



                       LA HISTORIA SE REPITE

A finales de los noventas, cuando este caso mantenía la atención de la opinión pública, otro de los datos que mucho asombró, es que Mary Kay es hija de John Schmitz, quien en 1972 fue candidato a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Independiente. En aquél año los comicios fueron ganados por el republicano Richard Nixon.

Diez años más tarde, Schmitz ocupó los tabloides tras darse a conocer que sostenía un affair con una de sus asistentes. Ella se vio obligada a confesar la situación luego de que su bebé recién nacido, hijo del ex candidato a la presidencia, fue atendido en la sala de urgencias por una lesión intencional en el pene. Ambos tuvieron dos hijos, que él se negó a reconocer. Años después ella murió, y ambos hijos quedaron bajo el cuidado del Estado en un orfanato.