ap
27 de enero de 2016 / 05:09 p.m.

Dallas.- Un padre fue acusado de robo después de haber confiscado el celular de su hija de 12 años por un mensaje de texto inapropiado. Por lo que fue exonerado de una acusación por delito menor tras haber salido de la cárcel.

Un juez en Dallas dictaminó el martes que Ronald Jackson no era culpable ya que no se contaba con suficiente evidencia en su contra.

La policía de Grand Prairie arrestó a Jackson pocas horas después de haber confiscado el celular de su hija y haberse negado a devolverlo.

El padre de 36 años dijo que el texto que halló en el teléfono era grosero. La madre de la niña dijo que era la propietaria del celular y reportó la confiscación como robo.

Jackson pagó una fianza de 1.500 dólares para salir de la cárcel, pero después recibió un citatorio por correo por robo. Se negó a pagar.

El padre se presentó en la corte y de forma exitosa luchó contra el citatorio que involucraba a su hija que ahora tiene 15 años.

Jackson también se quedó con el celular.