16 de enero de 2014 / 03:01 a.m.

México.- John Cisna, un profesor de biología de un instituto norteamericano que quería mostrar a sus alumnos que todas las calorías son iguales, estuvo durante tres meses desayunando, comiendo y cenando en el McDonalds de su pueblo, en Iowa.

El maestro que logró perder casi 17 kilos pidió a sus alumnos que diseñaran una dieta de 2 mil calorías al día con productos de la mencionada compañía. 

Además de  desayunar dos mcmuffin de huevo, cereales y leche, comer una ensalada, y cenar un menú normal, a veces acompañado de helado. El Cisna, que hasta la fecha había llevado una vida sedentaria, se propuso andar 45 minutos todos los días. No sólo logró adelgazar, además su nivel de colesterol bajó de 249 a 170.

AGENCIAS