27 de enero de 2014 / 07:26 p.m.

Ohio.- Una bebé gorila criada inicialmente por humanos que hacían de padres sustitutos está prosperando en compañía de otros gorilas al cumplir su primer año, dijeron funcionarios en el Zoológico de Cincinnati.

Gladys y su nueva familia de gorilas occidentales de llanura disfrutaron de frutas, arroz y boniato antes de su cumpleaños el miércoles pasado, reportó el diario The Cincinnati Enquirer el lunes.

La gorila nació en el Zoológico Gladys Porter en Brownsville, Texas, y fue rechazada por su madre. Fue trasladada en febrero a Cincinnati. Allí, cuidadores se vistieron con chalecos peludos para actuar como madres sustitutas hasta que una gorila adulta asumió el papel en junio.

"Ella está prosperando. Es feliz", dijo Ashley O'Connell, principal cuidadora de primates y una de las madres substitutas. "Eso es lo que queríamos, y sucedió".

Gladys socializa con otras tres gorilas hembras, y cuidadores en el zoológico esperan colocarla eventualmente en un grupo formado por un macho y varias hembras.

A lo largo de los años, los zoológicos han aprendido la importancia de mantener a los gorilas recién nacidos junto a sus madres, pero si tienen que ser separados por enfermedad o rechazo, tratan de facilitar la transición hacia un grupo.

Las sustitutas humanas caminaban apoyadas en los nudillos y emitían gruñidos similares a los de los gorilas para enseñar a Gladys una conducta que le permitiese integrarse. Otros gorilas pudieron ver, escuchar y oler a Gladys, que en junio se juntó con una gorila de 31 años llamada M'Linzi.

Los cuidadores en Cincinnati aprendieron de las experiencias del Zoológico de Columbus en proyectos similares. Ron Evans, curador de primates en el Zoológico de Cincinnati, dijo que ellos sabían que era importante minimizar el tiempo antes de reunir a Gladys con otros gorilas.

"No importa lo bien que piensas que puedes imitar a un gorila, no puedes duplicar lo que ellos aprenden de estar junto con otros", dijo Evans.

AP