NOTIMEX
7 de julio de 2016 / 09:36 a.m.

MÉXICO.- El coordinador delegacional de Estomatología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Jorge Alejandro Ávalos Rodríguez, afirmó que los tratamientos de blanqueamiento dental sólo son recomendables si se realizan con un experto en salud bucal.

Ávalos Rodríguez aclaró que este tipo de procedimientos no es malo si se toman las precauciones adecuadas, entre ellas, no acudir a pequeñas clínicas donde se brindar servicios estéticos, hacerse una revisión minuciosa de la cavidad oral y dejar pasar un tiempo razonable entre un blanqueamiento y otro.

El experto destacó que para utilizarlo la boca debe estar completamente limpia, libre de caries o indicios de inflamación de las encías, sin sangrados al morder, de otro modo dichas afecciones empeorarán.

Comentó que los blanqueamientos de las piezas dentales no son permanentes, ya que duran alrededor de seis u ocho meses y luego lo ideal es esperar entre 60 y 90 días antes de someterse a uno nuevo.

“Lo que se aclara es la dentina, parte intermedia del diente, pero una capa más atrás está la pulpa, compuesta por una arteria, una vena y un nervio. Al estarse hidratando o nutriendo por medio de la circulación, la pulpa le da cierta tonalidad a la dentina”, apuntó.

Respecto a las pastas dentales que ofrecen blanquear los dientes, informó que es verídico hasta cierto punto, porque todas contienen una pequeña dosis de peróxido de carbamida.

*HACERLO CON FRECUENCIA TRAE CONSECUENCIAS*

El contacto frecuente con la dentina provoca la decoloración de las piezas y también su desgaste, por lo que usar estos productos comerciales con frecuencia no es muy recomendable.

Manifestó que a raíz de lo anterior muchos pacientes manifiestan dolor al tener contacto con alimentos en temperaturas extremas, frías o calientes, incluso al aspirar aire porque quedan sensibles.

“Con este tipo de tratamientos se estimulan terminaciones nerviosas y se deteriora la dentadura de muchas maneras”, por lo que la mejor opción es solicitar la orientación de un estomatólogo calificado.