multimedios digital
29 de octubre de 2015 / 04:53 p.m.

Monterrey.- En un pequeño pueblo rural localizado al sudeste del Brasil trabajan cientos de mujeres que están en busca de una sola cosa: el amor.

Se trata de una aldea llamada Novoia do Cordeiro, una población de 600 mujeres en donde hay escasez de hombres.

“Aquí, los únicos hombres que nosotras las chicas solteras conocemos están casados o son nuestros parientes; todos son primos. No he besado a un hombre por un largo tiempo. Todos soñamos con enamorarnos y casarnos”, dijo Nelma Fernandes, de 23 años al diario inglés The Telegraph.

En el pueblo, las mujeres asumen la mayor parte de la responsabilidad de la comunidad: asuntos religiosos, planificación, economía, por lo que temen que el lugar se llene de hombres que quieran hacer cambios.

“Nos gusta vivir aquí y no queremos dejar el pueblo para ir en busca de un marido. Nos gustaría que los hombres dejaran sus vidas para venir aquí y ser parte de las nuestras. Pero antes tienen que estar de acuerdo con hacer lo que decimos y vivir bajo nuestras reglas", sentencia Fernandes.

Novoia do Cordeiro, que significa la esposa del cordero, fue fundada cuando Maria Senhorinha de Lima se instaló en el pueblo en 1891, acusada de adúltera.