9 de febrero de 2014 / 06:40 p.m.

Imagínate estar durmiendo como siempre y de un momento a otro, abrir los ojos y estar literalmente volando.

Así fue el amanecer de las víctimas de esta broma de un especial televisivo japonés llamado “Sorprendido” y consiste en que la cama en que descansan, es amarrada por dos arnés que luego de 10 segundo ayudan a elevar la cama hasta el cielo entre medio de la explosión de petardos.

El hombre, aterrorizado y sin entender mucho solo se limita a gritar.

Agencias.