MULTIMEDIOS DIGITAL
13 de octubre de 2015 / 11:13 a.m.

México.- Una mujer de 30 años, originaria de Londres, está buscando a través de las redes sociales a un hombre que el pasado 6 de octubre la salvó de una agresión sexual en el interior del autobús 207, que viaja con rumbo a Acton.

Se llama Kaitlyn Regehr y asegura que estaba a punto de ser violada cuando apareció su 'salvador'.

Después del desagradable incidente, y tras reponerse del susto, Kaitlyn inició una intensiva búsqueda por Facebook para dar con el hombre que le ayudó cuando estaba en apuros.

En su biografía publicó una foto en la que posa con cartelón en el que le da las gracias al desconocido, mientras sostiene el pulgar hacia arriba, y con el siguiente texto:

"Para el hombre del bus 207 hacia Acton de anoche (el alto, moreno y apuesto con barba).Gracias por decir algo cuando ese hombre me agarró. Gracias por insistir en que no era aceptable. Más que nada, gracias por preguntarle sobre las mujeres de su vida, su madre, su hermana ... Usted dijo: "Ella podría ser tu hermana. Ella es la hermana de alguien", y al hacerlo, me hizo una persona. Tú nos conviertes en una comunidad.

Yo no le doy las gracias sólo porque me defendió, o porque me hizo sentir segura, sino porque en el camino a casa -en esta gran ciudad, potencialmente anónima- ha humanizado un asalto. No se apartó. Usted se plantó. Usted dijo algo.

Porque usted tenía razón. Yo soy la hermana de alguien. Todos lo somos. Y nosotros, los chavales, debemos luchar por los otros. Atentamente, la rubita con sombrero en el 207 hacia Acton.

Por favor, esforcémonos todos en "decir algo", por favor, compartan este mensaje, y por favor,¡ayúdenme a encontrar a este impresionante tío para que le pueda comprar una pinta!"

To the man on the 207 buss towards Acton last night (the tall, dark, and dapper one with the beard), Thank you for...

Posted by Kaitlyn Regehr on Miércoles, 7 de octubre de 2015

Su mensaje ya ha sido compartido casi 160 mil veces y lleva más de 80 mil 'me gusta'.

The Telegraph aseguró en una publicación que los responsables de transporte de Londres están buscando en las grabaciones de seguridad al agresor y al hombre que defendió a la chica.