28 de agosto de 2014 / 07:01 p.m.

Ciudad de México.- Una asociación de trabajadoras domésticas busca a la empleada exhibida por su patrona en un video divulgado en redes sociales por robar un chile en nogada.

Marcelina Bautista, coordinadora de la Fundación Internacional de Trabajadoras del Hogar en América Latina, aseguró que están buscando a la señora que sale en el video grabado por Adriana Rodríguez de Altamirano, bautizada en redes sociales como 'Lady chiles', para apoyarla y asesorarla.

"Estamos tratando de localizarla, para que reclame su derecho a la indemnización, y otras violaciones que se cometió con ella al estarla grabando, la violación a su intimidad, lo que quiere decir que la señora la estuvo espiando, por el otro lado hay instancias a donde recurrir para poner las quejas pertinentes. Hemos contactado gente allá pero no la hemos encontrado".

La Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación, Conapred, abrió una queja y de probarse la discriminación, Rodríguez Altamirano deberá darle una disculpa pública.

Hasta ahora ni la empleada ni la patrona han dado declaraciones.

El caso 'Lady chiles' es apenas una pequeña muestra de la realidad de maltrato y discriminación que sufren los empleados domésticos en México, aseguró la senadora perredista Angélica de la Peña.

"Es simplemente un botón de muestra que no refleja totalmente a la realidad, la realidad es peor. Aquí esta familia le reclama un chile. En la mayoría de los casos que conocemos, cocinan y tienen prohibido degustar o comer la comida que preparan", señala la también presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en el Senado.

De la Peña afirma que la ratificación del tratado 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), acuerdo celebrado en 2011 y en el cual se defienden los derechos de los trabajadores del hogar, se ha pospuesto debido a que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no apoya este tratado.

"Eso es lo primero, el obstáculo no está en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, hemos hablado con gente de la cancillería y están dispuestos a la ratificación", dice.

Bautista agrega que los casos de maltrato hacia los trabajadores domésticos son más frecuentes de lo que se puede pensar y que en su asociación tienen registros de violaciones sexuales y maltratos físicos graves hacia empleadas del hogar.

"En la organización tenemos una compañera a la que el hijo del empleador le partió la rodilla, y ella se salió del trabajo. Otra señora que se cayó recogiendo ropa y se fracturó la mano. La Cruz Roja le cobró 2 mil pesos por un estudio que le tenían que hacer porque la sangre se le coaguló en la cabeza, su patrón sólo le dijo ya no la iba a necesitar y le regresó su ropa. La señora ganaba 500 pesos de lunes a domingo de 7 a 11".

La activista señala que en México las agencias de colocación también son un problema que no está regulado y que a veces funciona para trata de personas.

"Es un negocio, en el cual pues se cobra un salario completo, de un mes de una trabajadora. Si el patrón no le pagó, simplemente le dicen a la empleadora salte, y te busco otro trabajo. Las agencias de colocación no están reguladas, lo cual se presta a eso, no sólo que colocan mal a la trabajadora, a veces se van hasta trata y explotación laboral y sexual".

Según el INEGI hay 2 millones 200 mil trabajadores domésticos en México, de estos, el 97 por ciento son mujeres y sólo el 0.2 por ciento tienen acceso a servicios médicos como prestación laboral.

FOTO: EspecialMILENIO DIGITAL/ GUSTAVO AMBROSIO