3 de mayo de 2014 / 05:35 p.m.

EU.- En el centro de San Luis Obispo, en California, hay un callejón exclusivos para los que tienen la costumbre de pegar chicles en todo lugar lo cual se ha convertido en arte.

El muro con 70 metros de largo y casi 13 de alto, se puede ver todo tipo de diseños que van desde flores, corazones, símbolos y hasta rostros de diferentes colores y tamaños, todos con goma de mascar, aunque mucha gente a tratado de quitar de este lugar esa costumbre no lo han logrado con éxito.

¿Cuántos chicles usados están pegados en las paredes del callejón? Si cada muro tiene 21 metros de largo y una altura de 4,6 metros, saca tú mismo el cálculo aproximado. Lo que es cierto es que lo que vemos allí es el resultado de muchos años  y muchas personas mascando chicles y pegándolos después en los sufridos ladrillos de la pared.

Según cuentan algunos vecinos, la costumbre se inició en la década de 1950, cuando los chicos de la escuela "San Luis Obispo High School" empezaron a celebrar su graduación llevando a cabo este solemne rito. Desde entonces muchos otros, sobre todo turistas, se han sumado a esta peculiar tradición

AGENCIAS