NOTIMEX
1 de abril de 2016 / 05:20 p.m.

México.- El cambio de horario provoca en los adultos mayores problemas para dormir, ansiedad, cansancio y falta de concentración, informó la master en Fisiología y Medicina del Sueño, Guadalupe Terán Pérez.

“Hay problema principalmente en personas mayores, después de los 60 o 70 años tienen desajustes en sus ciclos de sueño y si además de eso tienen un movimiento en el horario, un adelanto de sueño, eso significa que se van a dormir más temprano y despertarán en la madrugada”, explicó la especialista.

La también coordinadora de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Unidad Iztapalapa, indicó que otro sector susceptible son los pacientes que ya presentan insomnio de manera regular.

“Dado que la mayoría de la población con este problema en México son mujeres adultas, pues a ellas también les va a afectar”, dijo la especialista, quien recordó que este domingo 3 de abril la población deberá adelantar una hora sus relojes con motivo del Cambio de Horario de Verano.

Sin embargo, mencionó que como ya se ha visto la población en general no presentará mayores problemas y logrará adaptarse en los primeros tres días.

“Al principio vamos a tener sueño durante el día, cansancio, y esto se asociará a problemas cognitivos como dificultad para concentrarnos, para poner atención, pero son cuestiones completamente reversibles en cuanto recuperamos nuestro ritmo”, indicó.

En entrevista con Notimex, la doctora en Ciencias Biológicas y de la Salud hizo hincapié en no forzar el ciclo del sueño.

“Forzarnos a dormir antes de lo planeado puede generar ansiedad o angustia, entonces no hay que forzarnos, hay que ir a dormir a la hora acostumbrada aunque sea una hora más tarde, no importa, poco a poco vamos a adaptarnos”, comentó.

Además, Terán Pérez recomendó evitar bebidas como el café, el refresco de cola y chocolate después de las 18:00 horas, pues aseguró que activan al cuerpo e impiden dormir de manera adecuada.

“Hay que evitar también el uso de pantallas y dispositivos móviles, porque también nos activan. En adultos evitarlos media hora antes de dormir y en niños una hora y media antes”, expuso.

La terapeuta manifestó que los seres humanos dedicamos una tercera parte de nuestra vida a dormir, situación que sirve para mejorar el funcionamiento del cuerpo y la productividad diaria de las actividades.

“Cuando dormimos se llevan a cabo procesos muy importantes como la consolidación de la memoria, del aprendizaje, se fortalece el sistema inmunológico, se desintoxica el cerebro, nuestro cuerpo se restaura y se llena de energía, entonces dormir es fundamental para tener una buena calidad de vida”, subrayó la especialista.