16 de diciembre de 2014 / 12:31 a.m.

Monterrey.- La casa no está embrujada y mucho menos fue mal construida, es una de las mayores atracciones ubicada en una ciudad de Krasnoyarsk Rusia.

El edificio de dos plantas dispone de una cocina, baño, dormitorio, sala, cuarto de niños y garaje, todo ubicado de forma invertida a lo que uno ve.

Las habitaciones están completamente equipadas. Hay platos en la cocina y comedor, los alimentos en la nevera e incluso el pollo en el horno.

En el exterior, todo parece normal. Un vehículo estacionado en el porche a la espera del propietario, mientras que a un lado de la puerta principal hay un jardín con un árbol rosa.

La rareza de la casa es que los objetos "están de cabeza".

Igor Konchik, de 43 años, es el encargado de esta creación y explicó que esta era su quinta casa con esta forma.

"Nos tardamos unos tres meses para terminar el proyecto. Lo hicimos todo nosotros mismos: Los trabajos de construcción y diseño". contó para The Siberian Times.

Igor dijo que su motivo para construirlas es porque le parece "interesantes" para la gente. Él se sintió alentado por la fantasía de casas al revés para niños  y lo animó a poner en práctica esta idea.

FOTO: Reuters

TELEDIARIO DIGITAL