MULTIMEDIOS DIGITAL
11 de mayo de 2017 / 11:38 a.m.

ESPECIAL.- James Sissom y Ashley Schmieder sabían que querían una boda totalmente fuera de lo común, por lo que decidieron contactar a un fotógrafo experto en bodas extremas.

Ante la nieve de Alaska, en el cauce de un río del Parque Nacional de Yosemite o un acantilado en el Lago Tahoe han sido los trabajos más destacados de Charleton Churchill, quien en esta ocasión se aventuró para inmortalizar una boda a más de 5 mil metros de altura, en el Monte Everest.


El fotógrafo reveló en su página de internet las complicaciones que tuvieron para realizar la sesión.

Relató que sufrió una indigestión al principio del viaje y el novio se despertó una noche con problemas de respiración, cuando ya se encontraban a más de 4.000 metros.

"Teníamos 90 minutos para comer, intercambiar los votos, coger nuestros bártulos y montar al helicóptero que nos llevara de vuelta a casa", narra el autor de las imágenes.