MULTIMEDIOS DIGITAL
6 de julio de 2017 / 01:35 p.m.

ESPECIAL.- Este jueves 6 de julio se celebra el Día Mundial del Beso Robado, una conmemoración que nació en Gran Bretaña alrededor del siglo 19.

La historia cuenta que fue un rey quien instauró dicha festividad para conmemorar su primer beso amoroso, mismo que fue robado por una campesina cuando tenía 12 años.

A partir de ahí, esta tradición se fue difundiendo de 'boca a boca' hasta llegar al punto en que la actualidad lo estemos celebrando. Después de todo, ¿quién no ha robado un beso alguna vez?

Y es que un beso genera beneficios para la salud, ya que no sólo reduce la presión arterial, sino también el colesterol en la sangre, disminuyendo así los riesgos de sufrir un ataque cardíaco.

Además, los besos también estimulan la parte del cerebro que libera oxitocina al flujo sanguíneo, lo que crea una sensación de bienestar.



ggg