ALAN E. PÉREZ
22 de septiembre de 2016 / 05:58 p.m.

MONTERREY.- Un piloto que participaba en la final del Campeonato de Carreras Aéreas de Reno se salvó de ser decapitado luego de que su aeronave presentara una avería que le impidió despegar dejándolo varado en el centro de la pista.

Según un relato publicado junto con el video en la cuenta personal del piloto Thom Richard, la situación fue rápidamente comunicada a uno de los abanderados, quien hizo la señal que marca el protocolo para detener la carrera, por lo que él abrió el dosel de su cabina, confiando que pronto sería auxiliado por personal del evento para sacar su aeronave de la pista.

Sin embargo al parecer el mensaje no fue recibido con claridad por otros competidores quienes arrancaron sus aviones a toda velocidad, por lo que uno de ellos terminó golpeándolo brutalmente con una de sus alas.

En el video que tiene casi un millón de reproducciones se observa el momento del impacto, el cual se da a unos cuantos centímetros por encima de la cabeza de Richard, quien increíblemente solo resultó con una mano quebrada, pero ninguna herida de consideración o que pusiera en riesgo su vida, al igual que el otro participante de la carrera cuyo avión quedó a varios metros de distancia.

Afortunadamente el peligroso incidente se redujo sólo a daños materiales, en tanto que Thom Richard, quien dijo sentirse el hombre más afortunado del mundo, prometió que pronto regresaría a las carreras de aviones, luego de su recuperación