12 de enero de 2014 / 03:30 p.m.

Washington.- El productor del chile más potente del mundo no es un mexicano, sino un estadounidense de Carolina del Sur, cuyo "Carolina Reaper" acaba de entrar en el Libro de récords Guinness.

"Este chile es 300 veces más picante que el jalapeño. El jalapeño tiene mil unidades en la escala de picor y el 'Carolina Reaper' tiene un millón y medio", dice orgulloso a Efe Ed Currie, el poseedor del récord mundial.La palabra chile es derivada del náhuatl chili y se calcula que desde el año siete mil 500 antes de Cristo es parte de la dieta en el continente americano.El empresario, de 50 años, ha estado interesado en esta fruta picante durante toda su vida y desde que probó un chile dulce del Caribe, hace unos 10 años, se decidió a crear el más picante del planeta.El 26 de diciembre de 2013, el Libro de Records Guinness registró el "Carolina Reaper" como el más picante de la Tierra. Para demostrarlo, a Currie le costó una campaña de más de cuatro años y 12 mil dólares en pruebas.El nivel de picante de este chile fue certificado por estudiantes de la Universidad de Winthrop, que prueban diversos alimentos como parte de sus clases científicas.El libro Guinness explica que la escala de unidades de Scoville (SHU) es un método de cuantificación de una sustancia 'picante' a través de la determinación de la concentración de los compuestos químicos responsables de la sensación, que se denominan capsaicinoides.El poseedor del anterior record mundial era el chile Trinidad Moruga Escorpion de Trinidad y Tobago.Currie es consciente de que la influencia de la inmigración hispana en Estados Unidos ha generado un mayor interés por el chile en la dieta estadounidense.El mercado del chile ha crecido tanto en Estados Unidos que en menos de cinco años la cantidad de chile que comen los estadounidenses ha aumentado un 8 por ciento, según estadísticas del Departamento de Agricultura.Para este año, el productor piensa cosechar unos 17 millones de chile en su tierras de Carolina del Sur y podría ganar hasta un millón de dólares al vender las semillas y mezclar sus frutos en una pasta que se vende a las compañías de salsas picantes."Esto no es por lograr un récord en Carolina del Sur, sino porque es un producto que genera oportunidades y trabajos", agrega. "Contrato gente de algunas partes de México cuando necesitamos cultivar"."La mayoría de los chiles que usamos son el pasilla, el pasilla de Oaxaca, chipotle, chihuatle, ancho, mulato, jalapeños, serranos. De origen indígena de México", dice Rodrigo Pérez, chef del restaurante de comida mexicana Oyamel, ubicado en el centro de Washington, D.C.Explica que el chile es una fruta y todas saben y huelen diferente. Para emplearlo en los alimentos es necesario conseguir equilibrios en los sabores.Menciona que el potente "Carolina Reaper" posiblemente es consumido en los restaurantes de cocina criolla.

EFE.