18 de junio de 2014 / 02:39 a.m.

Los Ángeles.- China planea construir el edifico más alto del mundo y a la vez hacer frente a la contaminación mediante el proyecto Phoenix Towers (las torres Fénix), que tiene previsto erigir en la ciudad de Wuhan, en el centro de China.

La empresa británica de arquitectura Chetwoods ha propuesto la construcción de dos torres que superarán en 170 metros al actual edificio más alto del mundo, la torre Burj Khlifa de Dubái (830 metros), y ayudarán a la ciudad de Wuhan 'a resurgir de las cenizas' de la contaminación actuando como purificadores de aire gigantes de color rosa, reporta Business Insider.

El edificio no solo tendrá una altura excepcional (mil metros), sino que desempeñará diversas y complejas funciones ambientales, con lo cual la estructura podría ser la clave para resolver el problema de la terrible contaminación que sufre China a todos los niveles.

Las torres simultáneamente filtrarán el aire y el agua de Wuhan, captarán energía solar, eólica e hidrogena, permitirán el cultivo en su inmenso jardín, recolectarán el agua de la lluvia, hervirán biomasa; en definitiva, "intentarán resolver cualquier crisis ecológica importante a la que se enfrente China central", según el medio.

FOTO: @inhabitat

TELEDIARIO DIGITAL