5 de marzo de 2014 / 07:33 p.m.

NUEVA YORK.- Para burlar a sus depredadores, algunas mariposas crean formas coloridas en las alas que les hacen parecer a otros insectos menos apetecibles. Solo recientemente los científicos han logrado descifrar cómo lo hacen, y han identificado el gen de una mariposa asiática llamada cola de golondrina.

Por cierto, es una sorpresa que apenas un gen permita a las hembras de la especie producir las marcas complicadas para hacerse pasar por otros insectos tóxicos. Los científicos habían conjeturado que tendría que ser un conjunto de genes.

"Nos asombramos cuando descubrimos que era uno solo", admitió Marcus Kronforst, de la Universidad de Chicago, autor central del estudio publicado en línea el miércoles por la revista Nature.

Ese gen era conocido pero con una función diferente, la de comunicar a las células del organismo si el insecto es macho o hembra. Al parecer asumió esa segunda función de controlar los dibujos en las alas de las hembras, agregó.

El gen actúa como un conmutador, regulando otros genes para que produzcan las pautas de imitación de alguna de tres especies de mariposas tóxicas. La pauta de cada una depende de qué versión del gen herede de cada padre y madre. El gen también puede hacer parecer macho a la hembra.

AP