6 de febrero de 2014 / 01:31 a.m.

Nueva York.- Coca-Cola está buscando beneficiarse de un nuevo mercado, con planes de permitir a los clientes preparar en casa sus bebidas gaseosas y otras.

El mayor fabricante de bebidas gaseosas del mundo dijo el miércoles que adquirirá un 10% de participación en Green Mountain Coffee Roasters Inc. por 1.250 millones de dólares como parte de un acuerdo para llevar sus conocidas marcas al creciente mercado de preparación casera. Green Mountain es conocida por su máquina de preparación de café, pero está desarrollando además una máquina para bebidas frías.

El acuerdo llega en momentos en que SodaStream está realizando un empuje agresivo para convertir sus máquinas de carbonatación en un aditamento común en las cocinas de las familias estadounidenses. La compañía israelí ha publicitado sus máquinas como una alternativa más barata y ecológica que comprar bebidas de Coca y Pepsi. Se anunció en los dos últimos Super Bowls, con el comercial más reciente teniendo como protagonista a la actriz Scarlett Johansson. Aunque hasta ahora sólo se encuentra en apenas el 1% de los hogares estadounidenses, SodaStream ha señalado que está presente en 25% de los hogares en Suecia.

Los inversionistas empujaron al alza la acción de Green Mountain y a la baja la de SodaStream después de anunciarse el acuerdo.

En una conferencia con reporteros, el director ejecutivo de Coca-Cola Muhtar Kent pareció minimizar la idea de que el acuerdo podría mermar las ventas de sus bebidas embotelladas y enlatadas.

"Este no es un juego de suma cero (situación en la que pérdidas de una parte se ven compensadas por ganancias de la otra)", dijo Kent, después de señalar que la máquina Green Mountain representaba "una innovación real que cambia las reglas del juego".

La decisión de Coca-Cola de asociarse con Green Mountain ocurre además en momentos en que el consumo de bebidas gaseosas en Estados Unidos y otras naciones desarrolladas continúa disminuyendo, en parte debido al creciente número de opciones que tiene la gente en el pasillo de bebidas.

Se espera que la máquina "Keurig Cold" de Green Mountain salga al mercado en el año fiscal 2015 de la empresa, el cual inicia a fines de este año calendario. La compañía dijo que la máquina permitirá a la gente preparar bebidas gaseosas, bebidas rehidratantes y otras tocando un botón.

Jonas Feliciano, un analista de la industria de bebidas que trabaja para la empresa investigadora de mercados Euromonitor International, indicó que Green Mountain ha dicho que su máquina no requerirá cilindros de carbonatación de dióxido de carbono que necesitan ser reemplazados. La inconveniencia de reemplazar cilindros de CO2 en las máquinas de SodaStream ha sido vista como una barrera para el potencial de la compañía.

AP