NOTIMEX
19 de julio de 2017 / 11:01 a.m.

MONTERREY.- Con robots de rescate y de Pokemón, estudiantes del Centro de Investigación y Desarrollo en Educación Bilingüe (CIDEB-UANL), integrados en dos equipos, representarán a México en el Torneo Internacional de Robótica Robocup 2017, que se celebrará del 27 al 31 de julio, en Nagoya, Japón.

Érick Sánchez Flores, mentor de los equipos Team Kanto y Team Magistry, explicó que los preparatorianos de la Universidad Autónoma de Nuevo León participarán en las categorías 'Onstage Secondary' y 'Rescue OARKIT'.

La categoría 'Onstage Secondary', explicó, “consiste en un escenario donde se ponen dispositivos robóticos a funcionar que cumplen una rúbrica de evaluación, los muchachos traen el performance de Pokemón, traen ocho dispositivos robóticos.

“En la otra categoría 'Rescue OARKIT', el objetivo es la creación de un robot de rescate, que simule el rescate de heridos en una situación de catástrofe natural, en el cual el robot está impreso en impresoras 3D y con motores y circuitos electrónicos, permiten el control de este robot”, mencionó.

Quiénes son
La delegación de la UANL que viajará a Asia está conformada por Elizabeth Guerrero, Brenda de la Cruz, Juan Carlos Garza López, Juan Carlos Garza Sánchez, Miguel Pinal y Juan Pedro Lozano de Team Kanto.

Asimismo, el Team Magistry lo integran Brenda del Razo, Annasylvia Cuevas, Héctor Barba, Alan Morales, Gerardo Elí Medrano e Israel Espinoza.

“La idea de participar en estos torneos empezó hace siete meses, los muchachos comenzaron dentro de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), en forma intrapreparatorias, después se fueron a regional, donde partcicipan contra otras universidades aquí en el estado”, señaló Sánchez Flores.

“Después esto nos llevó a participar en el nacional, en el cual participan universidades de todo el País, el ganar el primer lugar en el torneo nos da la posibilidad de ir a representar a México en la categoría”, dijo.

El catedrático universitario destacó que la UANL ha dado impulso a la robótica durante los últimos años, lo cual ha permitido destacar en torneos en la materia.

Robots Pokémon CIDEB UANL - 2
Los preparatorianos competirán la final mundial de Robocup que se realizará del 27 al 31 de julio, en Nagoya, Japón. | FOTO: NOTIMEX

“A los muchachos les deja no solamente la experiencia del viaje, sino habilidades que les van a servir en un futuro en sus carreras, algunos de ellos van a estudiar ingeniería, algunos otros licenciaturas, pero independientemente, lo que les deja el torneo son habilidades muy buenas de trabajo en equipo, de desarrollo de habilidades en construcción de materiales y eso les va a servir en su carrera profesional”, sostuvo Sánchez Flores.

“Hay siete equipos que van a ir a representar al estado de Nuevo León en el torneo internacional de Japón, estos siete equipos, distribuidos entre la Secretaría de Educación, la UANL y otras instituciones, vamos a representar en diferentes categorías y esperamos tener una buena representación”, dijo.

El reto
Juan Carlos Garza López, de Team Kanto, recordó que todo empezó a partir de cálculos de Física, hasta diseñar una esfera 3D con pequeños Pokémones, placas para hacer funcionar el dispositivo con un microprocesador.

Su compañero, Miguel Pinal Rodríguez, señaló que los Pokémones principales de aproximadamente un metro de altura están diseñados para entrar en maletas de mano.

Mencionó que los robots pueden mover sus extremidades y cabeza, además de realizar pasos de baile en un performance “muy cool”.

“Todos nuestros robots tienen una placa creada por nosotros, una para el sensor detector de metales, una para controlar la Pokébola y activar la catapulta, y la placa controladora”, explicó.

Siguiente pokeparada: ¡Nagoya, #Japón! Alumnos del #CIDEB participarán en el Torneo Internacional de Robótica #RoboCup2017.

Una publicación compartida de UANL (@uanlred) el

El Team Magistry fabricó los robots 'Camelot' y 'Livi', no mayores a los 30 centímetros, adecuados para pasar terrenos irregulares y encontrar víctimas en zonas de desastre, para lo cual disponen de controles de temperatura –de ambiente y objeto-, junto a la cámara, para la detección de personas.

El objetivo es compartir diseños y programación de los robots, para quienes en un momento dado requirieran de ellos, señalaron sus integrantes.

Todo lo anterior, “mediante una biblioteca gratuita y quien tenga disponible una impresora 3D “y en dado caso que pueda ocurrir un desastre natural, pueda imprimir los robots, descargar la programación y si ya tiene todos los componentes electrónicos, armar el robot con las instrucciones de la librería y poder mandar a las zonas de desastre”.


ggg