MULTIMEDIOS DIGITAL
21 de abril de 2015 / 07:43 p.m.

México.- La pequeña Matheryn Naovaratpong, murió a los dos años luego que se le diagnosticara extraño tipo de cáncer cerebral, sin embargo sus padres aún tienen la esperanza que ella vuelva a vivir, por lo que tomaron la decisión de congelarla de manera criogénica.

De acuerdo al portal Daily Mail, la pequeña tailandesa fue diagnosticada en abril del año pasado, cuando una mañana sus padres no pudieron despertarla, por lo que la llevaron de inmediato al hospital de Bangkok en donde le encontraron un tumor de 11 centímetros del lado izquierdo de su cabeza.

Luego de su diagnostico, la pequeña fue intervenida quirúrgicamente 12 veces en el cerebro, incluyendo 20 sesiones de quimioterapia y otras 20 radiaciones hasta que cayó en coma y los padres ya no pudieron hacer nada más, hasta que falleció el 8 de enero de este año.

Actualmente la menor se encuentra dentro de la compañía Alcor, en Arizona. Su cuerpo y cerebreo se encuentran congelados por separado a una temperatura de -196° C.

menor1
La menor tuvo un intenso tratamiento antes de fallecer. | ESPECIAL

El proceso de congelación criogénitamente comienza con mover el cuerpo en una cama de hielo, cubriéndolo de materiales congelantes, luego el corazón se reinicia con un resucitador cardiopulmonar para después suministrar una docena de medicamentos, antes de comenzar a drenar toda la sangre y reemplazarla con anticongelante de grado médico.

Finalmente para llegar a la temperatura deseada, se abre la cavidad toráxica para conectar las principales válvulas sanguíneas a una máquina que expulsa toda la sangre restante, para disminuir la temperatura corporal un grado celcius por hora. Este proceso tarda dos semanas.