21 de enero de 2015 / 03:00 p.m.

Monterrey.- El cáncer es la tercera causa de muerte en México y según estimaciones de la Unión Internacional contra el Cáncer, cada año se suman más de 128 mil casos de mexicanos, según información proporcionada por la Secretaría de Salud.

Además este padecimiento es la principal causa de muerte en el mundo desde 2008.

Aunque cada cáncer tiene síntomas específicos, hay señales generales de la presencia de un tumor maligno, como fiebres inexplicables, fatiga, pérdida de peso y malestar generalizado reflejado en debilidad y mareos.

Los alimentos ricos en nutrientes como frutas y verduras disminuyen la perdida de células, además los antioxidantes son grandes aliados contra cualquier tipo de cáncer, ya que benefician en gran medida a nuestras células.

Cuando una persona es diagnosticada con algún tipo de cáncer puede hacer un ayuno hasta por tres días, en los que consumirá un solo tipo de fruta ya sea guanábana, zanahoria, piña, naranja, guayaba, fresa kiwi, granada, manzana, uvas o piña, que le servirá para nutrir y desintoxicar al mismo tiempo.

Al mismo tiempo, en este proceso se debe ingerir durante todo el día, mínimo dos litros de agua, esto ayudará a que las células que siguen sanas "no se oxiden" y contribuirá con la mejora del paciente, recomienda Elisa Nájera, nutrióloga del Hospital 67 del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Nuestro cuerpo tiene un tipo de temperatura interior que se denomina PH, el cual debe de ser alcalina, pero cuando es ácida, la persona sufrirá de gastritis, acides, reflujo, o bien, puede sufrir colitis.

Los alimentos que provocan cambios en el PH son los lácteos, los azúcares, las mantecas, harinas y grasas abundantes, así como las carnes en general y todo lo enlatado, por tal motivo estos alimentos se deben evitar porque causan el envejecimiento celular.

Cuando las células envejecen lamentablemente mueren y al juntarse un grupo de células enfermas generan un quiste en cualquier parte del cuerpo, si no se atiende a tiempo se puede formar un tumor y este a su vez convertirse en cáncer.

Para las personas que ya pasaron por algún tipo de cáncer, que se sometió a quimioterapias y que se encuentra en recuperación es recomendable tomar diariamente dos jugos de zanahoria, uno en la mañana y uno a la media tarde, esta hortaliza es sin duda uno de los alimentos anti cancerígenos por excelencia, así como el brócoli, la coliflor, la espinaca todos los vegetales verdes.

Con este tipo de alimentación aportaremos a nuestro cuerpo antioxidantes, fitonutrientes, resveratrol, además de otros nutrientes de gran beneficio para la salud.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL