MILENIO DIGITAL 
30 de abril de 2015 / 04:31 p.m.

México.- Seguramente has visto muebles y alfombras repelentes al agua. ¿Te imaginas una camiseta con los mismos poderes? Ahora es posible gracias a la marca de ropa Elizabeth & Clarke, que lanzó su “Unstainable White Shirt.”

La prenda está cubierta por un material hidrofóbico nanotecnológico, que rompe el vínculo entre las moléculas de agua. El agua tiene que alejarse de la superficie del material para mantener la integridad de su estructura, lo cual da como resultado un repelente a nivel molecular.

¿Si la tecnología existe desde hace tiempo, por qué no había ropa con ella desde antes? Porque la tela en la que se había utilizado hasta ahora estaba diseñada para uso rudo, por lo que sobre la piel de las personas resultaba demasiado gruesa e incómoda. Entonces, la innovación no está en la tecnología, sino en la capacidad de la línea de trasladarla a materiales delicados como el algodón y la seda.  

Usar la prenda equivale a ponerse encima una pequeña obra de ingeniería. El material está compuesto por fibras repelentes de agua que son 100 mil veces más pequeñas que un grano de arena. Estas permanecen sobre la tela durante más de 10 años -de acuerdo a estimados de la compañía- sin afectar la suavidad de la blusa o afectar el paso de aire por sus fibras. Entonces, aunque sudes un montón, no es como que te vaya a caer de pronto el top.

El proceso para obtener la tela repelente y apta para convertirse en una blusa tomó meses de prueba, de acuerdo a la cofundadora de la compañía Melanie Moore. Pero el tiempo aparentemente valió la pena, la empresaria asegura que el resultado es tan suave y cómodo como una pijama.

Dos modelos de blusa están a la venta en la campaña de Kickstarter para lanzarlas al mercado. Puedes donar 25 dólares por una camiseta de algodón y 40 por una blusa de seda.