NOTIMEX
26 de enero de 2016 / 08:33 a.m.

Mérida.- Con la idea fija de llegar a Alaska, Chantal Garloo "Shanti" y Rodolfo Miró "Matu" iniciaron hace una década el recorrido desde la Patagonia, convirtiéndose en nómadas admiradores de la naturaleza y de las culturas americanas.

A bordo de “El Bicho", un camión de la marca Mercedes Benz fabricado en la década de los 60, la pareja ha sumado a su causa miles de seguidores y amigos, así como también a una hija, Zaina, y a "Martha", una perrita criolla mexicana.

A finales de 2005, abandonando su oficio de fotógrafa, “Shanti” inició su travesía desde la Patagonia con la idea de llegar, inicialmente a México. A los pocos meses conoció a “Matu”, también fotógrafo, quien se unió a la aventura.

"Era mi gran sueño viajar por el mundo, pero no tenía dinero. Así que ahorré y pude adquirir a “El Bicho”, además de juntar un poco más para el viaje, recursos que seis meses después se me acabaron, así que desde entonces nos empleamos en lo que podemos durante el camino", comentó.

Y es que la travesía ha durado una década, debido a que en el recorrido no cruzan en línea recta los países que visitan, sino que llegan al mayor número de regiones o estados, permaneciendo básicamente en poblaciones pequeñas, evitando las grandes ciudades.

Aunque existe un objetivo claro de a dónde llegar, "la realidad es que nosotros vivimos el presente, no pensamos en el futuro y nuestro plan es que no tengamos plan", apuntó.

Cuando decidimos viajar a México no sabíamos si había una carretera para llegar, sólo pensamos en una ruta y así es como hemos cruzado Las Amazonas en lancha o plataformas, o tuvimos que cruzar el Tapón del Darién -entre Colombia y Panamá- y desde hace un año llegamos a México por la zona sureste.

Recordó que 2008, en plena amazonia ecuatoriana nació “Zaina”, su única hija, entre la sombra, los aromas de la vegetación y el canto de la fauna selvática.

el bicho 2
Su viaje inició hace 10 años y aún no termina. |ESPECIAL

"Este ha sido un viaje no sólo por Latinoamérica, sino también un viaje interior que nos ha marcado y cambiado muchísimo, por ello es que no pasamos de largo por un país, nos tomamos tiempo para estar con sus habitantes y podamos aprender de cada lugar”, señaló.

Camisetas de colores diversos colocadas a la afueras del camión y que comercializan para vivir, han sido estampadas con la frase "Ruta 40", recorrido que cruza Argentina en una travesía de unos cinco mil kilómetros; además de figuras basadas en sus pasaportes y los sellos en los mismos, que dan cuenta de su viaje por América Latina.