AP
4 de septiembre de 2015 / 10:15 a.m.

Corea del Norte.- Sin un pasajero de Air Koryo ignora su política de no realizar fotografías, una asistente de vuelo tomará la cámara y borrará la imagen ella misma. Arrugar un periódico con la imagen del líder norcoreano Kim Jong Un puede dar a los pasajeros una dura lección, o algo peor.

Estas son algunas de las muchas peculiaridades que pueden ayudar a explicar por qué la aerolínea de Corea del Norte ha logrado un peculiar título: Ser considerada la peor del mundo cuatro años consecutivos.

Air Koryo es la única aerolínea que recibió solo una estrella en la clasificación publicada recientemente por la consultora SkyTrax, con sede en Gran Bretaña. Más de 180 compañías participan en el sistema de calificación de hasta cinco estrellas, considerado por la mayoría como referente mundial para los estándares de las aerolíneas.

Algunos expertos y pasajeros habituales de Air Koryo no están de acuerdo con el título de la "peor del mundo". La empresa es, sin duda, única al tiempo que bastante fiable, argumentan. La clasificación de SkyTrax se centra en el servicio, no en la seguridad.

"Es bastante gracioso, en realidad. Claramente no son la peor aerolínea del mundo", dijo Simon Cockerell, del Grupo Koryom, una agencia de Beijing especializada en viajes a Corea del Norte. La empresa no está relacionada con Air Koryo, aunque Cockerell y sus turistas suelen volar en ella.

Air Koryo
El entretenimiento a bordo suele limitarse a dibujos animados norcoreanos. | AP

Cockerell apuntó que los puntos débiles de Air Koryo son los aspectos en los que SkyTrax suele centrarse: Las asistentes de vuelo no suelen controlar lenguas extranjeras, no hay revista de vuelo, las comidas no son memorables y la condensación de los sistemas de refrigeración suele mojar los asientos y gotear sobre los pasajeros.

El entretenimiento a bordo suele limitarse al popular grupo femenino Moranbong cantando odas patrióticas al líder, o a dibujos animados norcoreanos que se muestran en pantallas que se despliegan desde el techo de la cabina. En el viaje de menos de dos horas desde Beijing, ofrecen algo parecido a una comida, con apariencia de hamburguesa.

Pero Air Koryo no es lo que solía ser.

Su flota de cuatro aviones para vuelos internacionales es sorprendentemente nueva — comprada en 2008. La ausencia de algunas prácticas, como no avisar del despegue o el aterrizaje y saltarse las demostraciones de seguridad, se solventó hace tiempo. Y la nueva terminal del aeropuerto, una notable mejora frente a la temporal, con aspecto de almacén, que se utilizaba hasta hace poco, ofrece a los viajeros un salón de clase "business".