24 de marzo de 2014 / 05:02 p.m.

Ginebra.- El 2013 ha sido el sexto año más cálido desde que se tienen registros, al "continuar así la tendencia al calentamiento mundial a largo plazo", informó el titular de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Michel Jarraud.

De acuerdo a un nuevo informe de la organización, trece de los catorce años más cálidos de los que se tiene registro se produjeron en el siglo XXI.

Cada uno de los tres últimos decenios ha sido más cálido que el anterior, siendo 2001-2010 el decenio más cálido registrado, señaló.

El promedio de la temperatura mundial de la superficie del océano y de la tierra en 2013 fue de 14.5 ºC, esto es, superior en 0.50 °C a la media de 1961-1990 y en 0.03 °C a la media decenal de 2001–2010.

La OMM subrayó que las temperaturas en muchas partes del hemisferio sur fueron especialmente cálidas. Australia registró el año más caluroso del que se tenga registro y Argentina el segundo más cálido.

“Los fenómenos naturales, como las erupciones volcánicas o los episodios de El Niño y La Niña, siempre han contribuido a definir nuestro clima, han influido en las temperaturas o han provocado desastres como sequías e inundaciones”, dijo Jarraud en rueda de prensa en Ginebra.

"Sin embargo, observó, muchos de los fenómenos meteorológicos extremos que se produjeron en 2013 se correspondían con las consecuencias que se esperaban que tuviera el cambio climático provocado por la actividad humana”.

"Se registraron precipitaciones más fuertes, un calor más intenso y un mayor número de daños causados por mareas de tempestad e inundaciones costeras como resultado del aumento del nivel del mar –como demostró tan drásticamente el tifón Haiyan en Filipinas,” agregó Jarraud.

"En el calentamiento mundial no hay moratorias que valgan," sostuvo.

"El calentamiento de nuestros océanos se ha acelerado y se da a profundidades menores. Más del 90 por ciento del exceso de energía atrapado por los gases de efecto invernadero se almacena en los océanos", enfatizó.

"Los gases de efecto invernadero han alcanzado niveles récord, lo que significa que nuestra atmósfera y nuestros océanos continuarán calentándose durante los próximos siglos. Las leyes de la física no son negociables", argumentó.

Según el informe publicado este lunes y "la comparación entre las simulaciones de modelos climáticos que tienen o no en cuenta los factores humanos muestra que se ha quintuplicado la probabilidad de que el récord de calor registrado durante el verano de 2012/2013 en Australia sea resultado de la influencia del hombre sobre el clima".

Asimismo, "el récord de 2013 como año más caluroso hubiera sido prácticamente imposible sin los gases que retienen el calor de origen humano, lo que demuestra que es mucho más probable que algunos fenómenos extremos se produzcan debido al cambio climático", concluyó el estudio.

La OMM recordó que algunos de los fenómenos climáticos clave producidos en 2013 fueron el tifón Haiyan (Yolanda), una de las tormentas más intensas que jamás han tocado tierra la cual devastó partes del centro de Filipinas, las temperaturas del aire en superficie sobre las zonas terrestres en el hemisferio sur fueron muy cálidas, lo que se tradujo en olas de calor generalizadas.

Australia sufrió un calor sin precedentes todo el año, Argentina y Nueva Zelandia vivieron, respectivamente, su segundo y tercer año más cálido del que se tenga registro y el noreste de Brasil registró su peor sequía de los últimos 50 años, destacó el informe.

NOTIMEX