AP
17 de septiembre de 2015 / 01:42 p.m.

Francia.- Una empresa francesa en colaboración con un laboratorio estatal dijo que ha creado esperma humano in vitro, lo que sería un enorme avance en un tratamiento para la infertilidad que se busca desde hace más de 10 años.

Los investigadores de la empresa Kallistem ya habían anunciado el hecho, pero la empresa y el laboratorio estatal CNRS explicaron el jueves cómo funciona después de patentar el proceso.

Han creado esperma a partir de células inmaduras llamas espermatogonias, que están presentes en todos los varones, incluso los impúberes y que bajo condiciones normales se vuelven células espermáticas a partir de la pubertad. La tecnología debe ser sometida a ensayos clínicos, un proceso sumamente cuidadoso cuando se trata de terapia reproductiva.

Philippe Durand, investigador jefe de Kallistem, dijo que la génesis de la investigación fueron los indicios de que disminuye la fertilidad masculina, lo que podría atribuirse a factores ambientales, explicó.

Puesto que "el meollo del problema reside en el interior del testículo", dijo, eso es lo primero que se trató de replicar en el laboratorio.

Los investigadores produjeron un biorreactor por medio de un fluido viscoso constituido en parte por sustancias que se encuentran en los hongos o las conchas de ciertos crustáceos para reproducir las condiciones en el organismo. Empezaron con células de rata, luego de mono joven y finalmente humanas.

Lo más difícil era reproducir en el laboratorio un proceso fisiológico complejo que generalmente tarda 72 días en el ser humano, desde la célula inmadura hasta el esperma.

En cada caso, "siguieron en nuestro sistema in vitro el mismo camino que se hubiera seguido en el testículo", dijo Durand, quien colaboró con colegas en el CNRS y la prestigiosa universidad Lyon 1.

La investigadora de CNRS, Marie-Helen Perrard, uno de los fundadores de Kallistem, dijo que el proceso ayudaría inicialmente a varones jóvenes enfermos de cáncer que podrían quedar infértiles más adelante en sus vidas. Podrían conservar la fertilidad al producir esperma maduro a partir de sus células inmaduras y congelarlo.

El equipo dijo que la tecnología podría ayudar a tratar a 15 mil jóvenes enfermos de cáncer en Francia y 120 mil en el mundo cuya infertilidad no admite otro tipo de tratamiento.

En última instancia podría sumarse a otros tratamientos de infertilidad que suelen soslayar totalmente a los hombres, dijo Liberty Barnes, investigadora de la Universidad de Cambridge y autora de un libro sobre la infertilidad masculina, quien no está relacionada con el trabajo en Francia.