17 de abril de 2014 / 08:13 p.m.

Las fresas además de ser una fruta deliciosa pueden ayudarte a cuidar la salud bucal.

Esto se debe a que tienen alto contenido enxylitol, un polialcohol mal metabolizado por los microorganismos de nuestra cavidad bucal, que atacan de forma eficaz a las bacterias que forman la placa dental. 

Además de combatir las bacterias, el xylitol inhibe la desmineralización producida por la disminución del pH de nuestra boca y que tiene como consecuencia el desgaste del esmalte dental.

Las fresas ayudan a fortalecer nuestro esmalte dental y un esmalte dental fuerte es más "limpio", pero no actúan como blanqueador.

También estimulan la circulación sanguínea en las encías y esto aporta vitalidad a la los dientes, además de que estabiliza la caries aguda.

Agencias