26 de enero de 2014 / 02:44 p.m.

Lisboa.- La moda de la cerveza artesanal comienza a irrumpir en Portugal al estilo de otros países europeos y el sector confía en que 2014 sea el año de su confirmación como una alternativa a las marcas más populares.La elaboración de este tipo de cerveza surgió recientemente en el país, donde se pueden contar todavía con los dedos de una mano las marcas registradas dedicadas a ello, aunque el número de productores y la curiosidad entre los consumidores no hacen más que aumentar.Prueba de ello es que un personaje famoso y reconocido como el cocinero José Avillez -discípulo de Ferran Adrià y considerado la mayor figura de los fogones portugueses- tiene ya proyectos en marcha para aterrizar en este área.Según fuentes del sector consultadas por Efe, el número de portugueses que se dedica a la cerveza artesanal es todavía reducido, aunque existe un gran margen para crecer y todo apunta a 2014 como el año del definitivo despegue.Así lo señaló Gonçalo Santana, impulsor de la llamada "Oficina da Cerveja", que vende material, ingredientes e imparte formación sobre este nuevo culto al líquido extraído de la cebada.De acuerdo con su propia experiencia personal, la cerveza artesanal ha ido despertando la curiosidad de un número cada vez mayor de portugueses, y prueba de ello es que en 2013 organizó de media un curso por semana para informar de su elaboración.En su opinión, la fabricación de esta bebida es una buena opción dado que no exige una elevada inversión inicial, aunque la distribución debe limitarse al ámbito regional, ya que "la cerveza pierde calidad si está almacenada mucho tiempo".Santana tiene por objetivo crear la Asociación de Productores de Cerveza Artesanal y defender ante el Gobierno un alivio de la carga fiscal que soportan estos emprendedores, ya que hasta los 200 hectolitros la tasa es la misma lo que, en su opinión, beneficia a los grandes productores y perjudica a iniciativas más modestas.Otro ejemplo que apunta a 2014 como el año de la definitiva expansión de esta bebida fue el premio recibido por la empresa "Fermentum", dedicada a la fabricación de cerveza artesanal y que fue galardonada como mejor empresa emergente ("start-up") del sector agroalimentario luso.En Portugal se observa con interés el "boom" ocurrido en España en los últimos años en este sector, donde ya representa el 6 por ciento de las ventas totales, aunque aun así todavía lejos de las cifras de países como Italia o EU.La irrupción en el mercado de la cerveza artesanal se produce en un contexto de fuerte caída del consumo de la tradicional "rubia" en el país, donde se desplomó entre 2010 y 2012 de los 59 litros por persona a 49, cuando la media de la Unión Europea se sitúa en torno a los 70.La principal asociación de cerveceros lusos atribuye este descenso a la grave crisis económica que atraviesa el país y a la decisión del Gobierno de subir el IVA hasta el 23 por ciento para las bebidas alcohólicas en el sector de la restauración.El mercado luso continúa totalmente copado por las dos marcas más famosas, Sagres y SuperBock, que acaparan más de un 85 por ciento de la cuota de un mercado en el que la cerveza artesanal quiere empezar a tener protagonismo.

EFE.