MULTIMEDIOS DIGITAL
21 de septiembre de 2015 / 01:44 p.m.

MONTERREY.- Alán Ayude y su novia Ariana Alzueta, se preparaban para una rica cena en su departamento de Bahía Blanca, Argentina

El menú incluía una ensalada de frutas, para lo cual la pareja compró una lata de duraznos en almíbar. Alán, sin darse cuenta, puso la lata al revés y se dispuso a abrirla. Al quitar la tapa de aluminio, llamó apurado a Ariana, quien al asomarse no daba crédito.

"Al principio pensé que era un durazno podrido", reveló Ariana durante una entrevista que concedió a la radio difusora local 'La Brújula 24'.

"Siempre creí que la gente que contaba cosas así, buscaba sacar ventaja de algo y no", dijo.

Ariana explicó que tras encontrar el roedor en la lata, suspendieron la cena.

"Se me fue el hambre bastante, esto fue como a las siete de la tarde y terminamos comiendo como a las siete de la noche (sic), entre que pensábamos que hacer y contar lo que nos pasó, terminamos comiendo retarde"

Alán abrió la lata al revés... de haberse fijado otra sería la historia. | ESPECIAL
Alán abrió la lata al revés... de haberse fijado otra sería la historia. | ESPECIAL

A la mañana siguiente, la pareja llevó la lata a la tienda donde la compraron; la gerencia retiró el lote. 

Luego acudieron a la Defensa del Consumidor y expusieron su caso. El producto había sido enlatado en 2014.

Ellos son Alán y Ariana. | FACEBOOK
Ellos son Alán y Ariana. | FACEBOOK

Pero, ¿qué teorías tienen Alán y Ariana?, la argentina contó que debido a que el roedor es un feto, es definitivo que no llegó por su propia cuenta al fondo de la lata.

"Alguien lo puso ahí, o cayó accidentalmente en la lata", contó, y se despidió en la entrevista asegurando que nunca volvería a comprar comida enlatada.